AJEDREZONLINE

Un peón aislado

Foto : D.R.
Una categoría presente en la mayoría de las partidas disputadas, en uno u otro momento de la lucha.

Cuando un peón no puede ser defendido por otro peón de su mismo color, se define como aislado, una categoría presente en la mayoría de las partidas disputadas, en uno u otro momento de la lucha. No obstante en la apertura, la existencia temprana de uno de estos infantes desfavorecidos, define habitualmente estrategias recíprocas de comportamiento, más cuando se encuentra en el centro del tablero. En el marco de una de las más antiguas aperturas, la partida que continua, conforma una de estas historias ajedrecísticas, su vida bulle alrededor de uno de estos controvertidos soldados solitarios.]

 PRO League Atlantic 2017 chess.com INT (1), 11.01.2017                     Blancas: Gadir Guseinov (2643) – Negras: Leinier Dominguez Perez (2739)   [C68]                                                                                                               Apertura: Peón Rey – Ruy López o Española: variante del Cambio.

1.e4 e5 2.f3 c6 3.b5 a6 4.xc6

La variante del Cambio

4...dxc6 5.0–0

Después  5.0–0

La primera partida que encontramos registrada con esta posicion en la megabase se jugó en 1866 entre dos alemanes, Minckwitz,J-Von Schmidt,E Leipzig 1866, la misma continuó: 5.d4 exd4 6.xd4 una posición clásica de esta variante, donde los dos alfiles negros -despejadas sus diagonales-compensan la peor estructura de la mayoría de peones de este color en el flanco Dama, 4 contra 3, con doblados en c , todos sobre las mismas columnas que los infantes enemigos, mientras las blancas tiene una mayoría de peones, de igual proporción, más efectiva en el flanco Rey, que facilita la obtención de un peón libre o pasado; el juego continuo: 6...g4 (6...xd4 7.xd4 es una posición de interés a partir de la cual se desarrolló la famosa partida: Emanuel Lasker - Jose Raul Capablanca, San Petersburgo final en 1914.) 7.e3 xf3 8.gxf3 f6 9.d2 d8 y ahora con 10.xf6 (también era interesante 10.a7!?) 10...xf6 11.0–0–0² las blancas están un poco mejor en este final por su superior estructura de peones]

5...e6!?

Después  5...♗e6

Una interesante y bastante reciente idea, que no defiende directamente a e5, la encontramos por vez primera en la megabase, en la partida Nakamori- Carlos Pesantes, un Maestro FIDE peruano, en la olimpiada mundial de Skopje 1972. Otras jugadas para la defensa de e5 son: 5...g4 clavando a Cf3; 5...f6; 5...d6; y 5...d6

6.xe5

Con la idea a que nos referimos se jugó la citada partida olímpica: 6.d4 exd4 7.xd4 xd4 8.xd4 d7 ahora las blancas ganaron un tiempo pero que poco significa en la posición, continuó 9.e3 0–0–0 10.c3 e7 11.fd1 g6= y las negras están bien: Nakamori-Pesantes Carbajal,C Skopje 1972.

6...d4

Para recuperar el peón.

7.f3 xe4 8.g5

Después  8.♘g5

Se ha jugado 8.e1 g6 9.d4 con una idea similar a la de nuestra partida, pero con f2 ahora vulnerable, veamos algunas jugadas de un ejemplo: 9...0–0–0 10.xe6 fxe6 11.d3 f6 12.d2 (sería un grave error 12.xe6?? c5! con amenazas tácticas basadas en en enroque blanco y el retraso en el desarrollo de este color) 12...c5= con contrajuego eficáz: Womacka,M (2420)-Knoll, H (2341) St Veit AUT 2016.

8...f5 9.xe6

Dado que las negras no pueden retomar con su Dama por la clavada en la columna abierta, ahora las blancas consiguen aislar al peón e de las negras a la vez que eliminan la pareja de Alfiles de este color, esto no es sinónimo de ventaja pero es algo bien definido en el plano estratégico.

9...fxe6

Después  9...fxe6

10.e2

Otra salida para el Caballo blanco encontramos en el ejemplo siguiente 10.d3 f6 11.d2 0–0–0 12.e2 d6 13.c4 e5 14.f3 he8 15.d2 c5+ 16.h1 h5 (16...d4!?) 17.g3 (17.e4!?) 17...f6= y las negras se defienden: 1–0 (34) Rozentalis,E (2622) -Stevic,H (2611) Wolfsberg AUT 2014.

10...f6 11.d3 0–0–0 12.c3 c5 13.d2 d4 14.ae1 he8 15.e3

Después  15.♗e3

Una nueva jugada. 15.d1 e5 16.c3 d5 17.e4 g6 lo encontramos en las partidas:  

A)18.h4? f4 19.xf4 exf4 20.xh7 xf2+ (muy interesante era 20...h8!?³ y las negras tienen mejores oportunidades) 21.xf2 c5+ 22.f3 e3+ 23.xe3 xe3+ 24.g4 e6+ 25.f3 e3+ 26.g4 e6+ y tablas por repetición de jugadas: ½–½ (27) Socko,B (2635)-Ragger,M (2530) Jenbach AUT 2008 si 27.h4?? f6+ 28.g4 h8–+ con gran ventaja.  

B) 18.h3 b4 (18...b8!?=) 19.xf5+ gxf5 20.e2 c5 21.g3 f4 (21...e4!? 22.xb4 xb4 23.c3 d6 24.dxe4 xg3 25.fxg3 fxe4=) 22.e4² y las blancas tienen cierta ventaja: 1–0 (54) Estrada Nieto, J (2373)-Radulski,J (2499) Dos Hermanas 2002.

15...e5!=

El juego puede considerarse igualado, el peón aislado de las negras ahora no es un problema grave para ellas y soporta muy bien al Alfil. 15...xc3?! 16.bxc3² sería mejor para las blancas, que disponen de la columna b, más el Alfil de cuadros negros]

16.f3!

Controlando firme el cuadro e4, lo que descarta un próximo avance de las negras.

16...g5

Las negras aspiran a algo más que un equilibrio, pero con esas motivacionaes era mejor 16...h5

17.h1 h5?!

Pero ya esto debilita g5 17...h6!? era mas firme.

18.e4!²

Después  18.♘e4

Creando amenazas que definen un pequeña ventaja para el primer jugador.

18...h7

Si 18...xb2 19.c3 (interesante es también 19.d2!? con buenas opciones para el futuro) 19...a3 20.xg5 e7 (20...xe4 21.xd8 xc3 22.c2²) 21.xf6 xf6 22.e3² parece perspectivamente algo mejor para las blancas; 18...xe4? 19.fxe4 g6 20.f5± sería claramente mejor para las blancas; sin embargo era interesante 18...h4!? 19.a4!? (19.xg5 xb2 20.e4 g8=; 19.xg5?? xe4 20.xd8 g3+ 21.hxg3 hxg3–+; 19.c3 xe3 20.xe3 b8 21.xg5 xg5 22.xg5 xd3=) 19...g8 20.xd4 exd4 21.xf6 xf6 22.g1² con una mínima ventaja por la disposición de las mayorías de peones, algo frecuente en esta variante, como hemos referido al inicio, pero defendible para las negras: 22...de8

19.c3

De interés era 19.b4!?

19...xe3 20.xe3

Luego del cambio de tres piezas menores estamos prácticamente en un final con mejor configuración de peones para las blancas y un Caballo dominante.

20...b6?

Defender c5 y dar b7 al Rey no justifica esta jugada, mejor era 20...b8!?

21.a4!²

Después  21. a4

Con la amenaza a4-a5

21...d5?

Esta Torre no tiene estabilidad en su nueva posicion defensiva 21...a5?? 22.b4+– sería muy fuerte para las blancas; tal vez jugar 21...f6 22.a5 (22.xg5 xg5 23.xg5 xd3=) 22...b7 23.g4!? g6² era más defendible, aunque siempre mejor para las blancas.

22.b4 ed8 23.f2!±

Después  23.♘f2

Con la amenaza c4 y luego tomar e5, el peón aislado da problemas a las negras.

23...f6

Era posible 23...e8 para intentar mantener el equilibrio material, veamos algunas variantes: 24.a5 b7 (24...bxa5 25.a7!+– axb4 26.cxb4 f6 27.e4+–) 25.c4 dd8 26.axb6 cxb6 27.c5!± apoyando además la entrada del Caballo por d6, con una definida ventaja de las blancas.

24.c4 d4 25.xe5 xe5 26.xe5±

Las blancas consiguen convertir su mejor posición en un peón de ventaja, ahora estamos de lleno en un final luego del cambio de las Damas]

26...g4 27.f5!

Después  27.♖f5

Una excelente ubicación para esta pieza.

27...8d6 28.g1

Parecía importante 28.e1! para dominar la columna e

28...e6

Parecía mejor 28...gxf3 29.xf3 (29.gxf3 e6) 29...e6

29.g3 gxf3 30.xf3 g4

30...d7!? eludiendo el cambio parece la mejor defensa..

31.xg4 hxg4

31...xg4 32.f8+ d7 33.8f7+± con ventaja.

32.f4 xd3

32...ed6 33.c5 6d5 34.xd4 xd4 35.f4 xd3 36.xg4+– con decisiva ventaja.

33.xg4±

Después  33.♖xg4±

Ahora las blancas disponen de dos imponentes peones libres en el flanco Rey, mientras las negras están atrasadas en la necesaria contraofensiva de los infantes en el flanco opuesto, no obstante se trata de un final de dos Torres por color que puede complejizar el proceso hacia la victoria

33...a3 34.h4

De considerar era: 34.g8+! A) 34...d7 35.f7+ d6 (35...e7 36.xe7+ xe7 37.g7++–) 36.d8+ e5 37.d1± con ventaja. B) 34...b7 35.ff8+– ganando..

34...xa4 35.h5

De interés era 35.f8+ d7 36.f7+ e7 (36...d6 37.c5+ d5 38.d7+ e5 39.g2±) 37.gg7± con ventaja.

35...xb4 36.g6 e7?

Mejor era 36...e2! con idea bb2 37.f2 e1+ 38.g2 bb1² y la ventaja de las blancas se diluye un tanto en este final más complejo

37.h6+–

Después  37.h6+–

37...b7

37...e2?? 38.h7+–

38.g7 e6

Si 38...e2?? 39.h7 bb2 40.h8+– la nueva Dama defiende h2

39.h7 h6 40.ff7+–

Después  40.♖f f7 +–

No hay nada que hacer, las negras están perdidas

40...b5 41.c5 b1+ 42.g2 b2+ 43.f3 b3+ 44.g4 b4+ 45.g5+–

Las negras abandonan.

1–0

Todas las partidas están en este artículo.

M.I. Gerardo Lebredo Zarragoitia.                                                                                                                                                       


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento