AJEDREZONLINE

Un moderno modelo de peones de avalancha en el flanco de los reyes

Vassily Ivanchuk| Foto D.R.
El juego de las piezas blancas conducidas por el Maestro ucraniano resulta impecable.

No resulta fácil jugar una partida que merezca ser considerada como un modelo estratégico digno del mejor de los libros de texto. La siguiente partida de uno de los más fuertes ajedrecistas del mundo en los últimos 20 años, sin dudas se coloca dentro de esa selecta categoría. Fue jugada en la 2da ronda del Grupo Elite del 52do Torneo Internacional Capablanca in Memoriam, celebrado en Cuba en 2016. El juego de las piezas blancas conducidas por el Maestro ucraniano resulta impecable, y mucho puede aprenderse de una partida así. Paso a compartirla con los lectores, en la expectativa de que resulte de gran provecho y deleite para todos.

G.M. Vassily Ivanchuk – G.M. Zoltan Almasi [D03]                                          51st Capablanca in Memoriam Elite, Varadero 2016 

1.d4 f6 2.f3 e6 3.g5

El Ataque Torre, una apertura que ganó fama universal cuando el Maestro mexicano Carlos Torre derrotó a Emanuel Lasker en Moscú 1925.

3...h6 4.h4 c5

Una forma típica de contraataque sobre el centro blanco.

5.c3

Esta manera de sostener el centro es más sólida que 5.e3, porque en ese caso tras 5...Db6 a las blancas les resultaría más difícil contrarrestar el ataque sobre b2. Claro está que siempre quedaría la posibilidad drástica de sacrificar el peón de b2 a cambio de desarrollo....

5...d5

Ahora en caso de 5...b6 las blancas pueden defender el peón de b2 de forma más natural con 6.Db3 ó 6. Dc2.

6.e3 c6 7.bd2 cxd4 8.exd4 e7 9.d3

Después 9.♗d3

Las blancas han desarrollado sus piezas menores armónicamente, de acuerdo a los cánones tradicionales del Ataque Torre. Los dos factores que gravitan en esta posición a favor de las blancas son la ventaja de espacio y la mayor actividad de sus piezas menores. En particular existe una marcada diferencia de actividad entre los alfiles de casillas blancas, ya que el del bando negro es ¨malo¨, por encontrarse limitado en actividad por la posición de sus propios peones centrales.]

9...0–0 10.e2

Las blancas suelen enrocar corto de inmediato, pero desarrollar la dama primero es también perfectamente lógica, y mantiene en el aire la posibilidad incluso de un eventual enroque largo.

10...h5

Después 10...♘h5

Una jugada nueva por parte de Almasi en esta posición, pero que no resulta particularmente impresionante. Se simplifican los alfiles de casillas negras pero las principales características estratégicas de la posición se mantienen intactas.]

11.xe7 xe7 12.e3

Por supuesto que las negras amenazaban Cf4, luego esta jugada es una simple medida profiláctica contra esa posibilidad.

12...b8

Una movida que parece estar dirigida a iniciar un ataque minoritario en el flanco de dama mediante b7–b5 seguido de b5–b4. Sin embargo hubiera sido preferible retornar el caballo mal ubicado de h5 al centro del tablero con 12...Cf6.

13.0–0 f6

Da la impresión que, una vez llegado a esta posición, Almasi descubre que su intención inicial de jugar 13...b5 no es tan atractiva, pues al responder las blancas 14.e5! no sería posible capturar. 14...xe5? debido a la doble amenaza sobre torre y caballo que se produce tras 15.Qxe5. Con la jugada del texto las negras intentan nuevamente mover su caballo a f4, pero ello es fácilmente evitable.

14.g3!

Sencillo, juego restrictivo que deniega la casilla f4 a las piezas negras.

14...d7 15.e5!

Esta es la forma natural de iniciar la ofensiva en este tipo de posición. El punto fuerte de apoyo en e5 es ocupado por el caballo, como preludio a ulteriores acciones.

15...e7

Triste necesidad de volver a su terreno tras un fallido intento de actividad. Cambiar en e5 habría sido fatal: 15...xe5 16.dxe5 y el caballo de h5 se encuentra en graves dificultades, pues ya no puede retornar a f6.

16.f4

Otra típica jugada en este tipo de posición, ganando espacio en el centro y flanco de rey, y cimentando la posición central del caballo en e5. Ahora en caso de un cambio en e5 las blancas tendrán la opción de capturar con peón ¨f¨ , lo cual abriría la columna ¨f¨ contribuyendo al fortalecimiento del ataque blanco sobre el enroque negro.

16...f6

Finalmente el caballo inútil regresa a f6, pero en el tiempo transcurrido las blancas han fortalecido considerablemente su posición.

17.ae1!

Centralizando pacientemente la última pieza que faltaba por activar, antes de comenzar acciones decisivas en el flanco de rey. Este es un tipo de jugada ¨automática¨, que no conlleva cálculo de variantes; sencillamente se activa en una posición central una pieza que no hacía nada en su casilla original.

17...fc8

Después 17...♖fc8

18.g4!

Las blancas inician el asalto al enroque negro. Lo hacen mediante un expediente típico: sacrifican el peón ¨g¨ con el fin de abrir dos columnas sobre el enroque de las negras, las columna ¨f¨y ¨g¨. Es cierto que este procedimiento táctico es mucho más común cuando los reyes está enrocados en diferentes flancos, pero en esta posición también funciona a la perfección gracias a la activa posición de las piezas blancas y la imposibilidad que tienen las piezas negras de crear ningún tipo de amenaza sobre el rey blanco, que pierde parte de su escudo de peones protectores.Si las negras no aceptan el reto de capturar el peón "g", las blancas proseguirán rompiendo oportunamente en g5.

Otra forma de intentar el asalto a la posición negra habría sido mediante la ruptura inmediata en f5: 18.f5 pero tras 18...exf5! 19.xd7 (19.xc6?! xe3+ 20.xe3 bxc6!; 19.xf5 xf5 20.xf5 e8 conduce a una posición compleja.) 19...xe3+ 20.xe3 xd7 21.xf5 d8 las negras obtienen una posición defendible.

18...xe5 19.fxe5 xg4

En vez de capturar el peón permitiendo la apertura de la columna ¨g¨ sobre el enroque negro, sería probablemente preferible jugar la más defensiva 19...h7 . Sin embargo, de todas formas la posición de las negras sería muy triste.

20.g3 h5

20...g5? pierde fácilmente tras 21.f3 h5 22.h3+–

21.e2!

La torre se prepara para entrar en acción a través de la columna ¨g¨ (Tg2).

21...f5

En busca de un poco de espacio para respirar.

22.exf6 xf6

Ahora el enroque negro ha quedado sensiblemente debilitado.

23.ef2

Amenaza 24.Txf6. Otra jugada muy fuerte era la sencilla 23.Cf3 dirgiéndose con el caballo hacia el punto débil en e5.

23...g4 24.f7! g5

Cambiar la dama por las dos torres era, ya a estas alturas del ataque, lo menos calamitoso. Pero incluso en ese caso, tras 24...xf7 25.xf7 xf7 26.d6 d8 27.f3 la debilidad de las casillas negras unida a la gran actividad y coordinación de las 3 piezas blancas otorgan a las blancas una gran ventaja.

25.xd7 f8

En caso de 25...xd2 26.ff7 c1+ 27.f1 ganando. (También 27.g2 gana.)

26.h4!

Las blancas podían ganar de diferentes formas, pero la elegida por Ivanchuk es extremadamente elegante.

26...xd2 27.xg7+!

Después 27.♖xg7+!

¡El clásico relámpago desde el cielo despejado !

27...h8

27...xg7 conduce a mate inmediato 28.c7+ h6 29.h7#

28.xg4! hxg4 29.e5+ g8 30.xe6+ h8 31.e5+ g8 32.xd5+

Las negras se rinden, hay mate en breve.

1–0 

Todas las partidas están en este articulo

M.I. José Luis Vilela


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento