AJEDREZONLINE

Lucha en la Siciliana Najdorf

Miguel Najdorf | D.R.
El Sistema Najdorf cobra fuerza en manos de Miguel Najdorf en la década del 40, en el siglo pasado.

La Defensa Siciliana tiene una amplia gama de sistemas y posiciones y su estudio requiere de particularizar en el sistema que se pretende comprender atendiendo a las estructuras de peones con sus fortalezas y debilidades, y a la ubicación y actividad de las figuras, esencialmente las piezas menores. El Sistema Najdorf cobra fuerza en manos de Don Miguel Najdorf en la década del 40 del pasado siglo y, crece su reputación gracias al impresionante trabajo analítico de Lev Polugaievsky y luego por los éxitos de Robert Fischer y Garrí Kasparov. Las posiciones con 6. Ae3, Cg4 hacen su aparición en la práctica en la última década del siglo xx y toma un gran impulso cuando Kasparov se anota importantes triunfos con negras. En la partida que estudiamos se van a evidenciar algunas generalidades de este tipo de posición a tener presente:

El Sistema Najdorf cobra fuerza en manos de Don Miguel Najdorf en la década del 40 del pasado siglo y, crece su reputación gracias al impresionante trabajo analítico de Lev Polugaievsky y luego por los éxitos de Robert Fischer y Garrí Kasparov.

Lev Polugaievsky | Foto D.R.
Robert Fischer | Foto D.R.
Garrí Kasparov | Foto D.R.

a) Los medios juegos derivados de la estructura blanca e4–f3 (retrasado) y negra e5–d6 (retrasado), que transitan al final, suelen ser extensos y hay que sopesar cuidadosamente los cambios de piezas y las posibles transiciones.

b) Con relación a las piezas menores el blanco debe tener en cuenta que el alfil de f1 es la última pieza en entrar en juego y generalmente lo hace cambiándose por una pieza menor adversaria, casi siempre un caballo en c4.

Por otra parte, el caballo que es obligado a replegarse a b3, tiene dos defectos:

 - Favorece el avance de los peones negros en el flanco dama.

 - Al blanco le cuesta trabajo mejorar su posición, reubicarlo.

c) En cuanto a las negras, su peor pieza menor es el alfil de cuadros negros, pero a pesar de ser tildado de malo, las negras deben preservarlo en muchas posiciones porque es una pieza de sostén en la posición al defender al peón d6. Los enroques opuestos siempre tienen latentes los ataques directos con avalanchas de peones. El líder actual del equipo chino nos ayuda con esta partida a comprender esta posición tipo.

Ding, Liren (2783) - Ponomariov, Ruslan (2712) [B90]                                        Campeonato Mundial por Equipos 2017, Khanty-Mansiysk, Rusia

1.e4 c5 2.f3 d6 3.d4cxd4 4.xd4 f6 5.c3 a6 6.e3 g4

6...e5 directamente es más popular.

7.c1

Las blancas pueden elegir jugar con 7.g5 h6 8.h4 (8.c1!?) 8...g5 9.g3 g7 10.e2 h5. Las negras aceptan debilidades estructurales en el flanco rey confiando en un juego activo de piezas.

7...f6 8.f3

Esta es una variante que cobra auge en el presente siglo, y está siendo defendida por la generación que le corresponde, por ello no es de extrañar que presenciemos épicas batallas.

8...e5   

La alternativa es e6 estableciendo un pequeño centro tipo Schveningen, con las complejidades teóricas del ataque inglés.

8...e6 9.e3 b5 10.d2 bd7 11.g4 y puede seguir 11...b6 o 11...h6.

9.b3 e6 10.e3 bd7

Un plan popular es 10...h5, línea que ha defendido a capa y espada mi compatriota Leinier Domínguez, veamos su encuentro con Wesley So en el Capablanca in Memoriam de 2014:

11.d5 xd5 12.exd5 bd7 13.d2 (13.c4 g6 14.d2 a5!? con contrajuego) 13...g6 (13... c7) 14.e2 c7 15.c1!? (Una sutileza estratégica necesaria para Wesley So tomando en consideración el buen desempeño de Domínguez contra otros movimientos:

 a) 15.c4 a5 16.d1 a4 17. a1 a5 18.xa5 xa5 19.c2 h6 20.f2 e7 21.g3 e8 22.0–0 f5 23.fe1ef6 24.f1f7 25.a3 e4 26.f4 g5 27.fxg5xg5 28.d4e5 29.e2 h4 30.f1 g6 31.b5 xb5! 32.cxb5 hxg3 33.hxg3 c8 con compensación  Caruana, F (2774) -Domínguez Pérez L. 2723)/Thessaloniki/2013.;

b) 15.a5 b6 16.b3 g7 17.a4 0–0 18.0–0 h7 19.c3 g8 20.g4 df6 21.g5d7 22.f4 exf4 23.xf4 e7 24.af1 g8 con contrajuego, Bologan, V (2678) -Domínguez Pérez L. (2719)/ W Cup Khanty-Mansiysk/2011/)

15...g7 (15...g8!? en la práctica la ha ensayado el propio Lenier. 16.0–0 e7      17.g5 f6 18.e3 0–0–0 19.c4f5 20.f2 b8 21.c3 h6 22.cd1c5 23.d2 d4 24.fe1 a5  25.f1 f5 26.b3 dxb3 27.axb3 e4 28.b4axb4 29. xb4 he8 30.fxe4 fxe4 31.d4 e3 32.a3 e4 33.b4 a6 34.e2 g5 35.f3 xd4 36.  xd4 b6 37.e4 xb4 38.xb4 xb4 39.h4 h6 40.d1 c8  41.c5dxc5 42.d6    c6 43.b1 d8 44.e7 xe7 45.dxe7 e8 46.xb7+c8 47.c6 1–0, Topalov,V (2772) -Domínguez Pérez L. (2760) Tromso 2014)

16.0–0 0–0 17.c4 b6 18.a1 (Una larga maniobra de caballo, buscando el puesto avanzado c6 y lógicamente provocando...,a5 para interrumpir la maniobra, pero las negras ceden b5. A considerar 18.h3 h7 19.d3 a5 20.a1 c5 21.c2  f5 22. a3 g5 23.b5 d7 24.c2  f4? 25.xc5 bxc5 26.d3 e4  27.xe4 e5 28.g6+ g7 29.xg7+xg7 30.xd6 xb2 31. b1 d4+ 32.h1 f6 33.f5+– Saric,I (2637) -Duda,J (2553)/ Wijk aan Zee-B/2014/)

18...h7!? (Con el plan de cambiar alfiles de color negro. Los módulos de análisis consideran 18...e4 y la secuencia crítica es 19.f4 g4 20.xg4 hxg4 21.f5 con ligera ventaja blanca; 18...h4!? 19.c2 fe8 20.fe1 c5 21.b4 a5 22.c6fd7 hilvanando un plan basado en..., e4 y e5.)

19. h3!? N

(19.d1 b7 20.e2 b5 21.b3 bxc4 22.xc4 fb8 23.fd1 e4 24.f4 g4 25.  d4 a5 26.h3 h6 27.xg7 xg7 28.a4 b4 29.c3 xa4 30.e2 b4 31. xe4  f6 32. d3 f5 con clara ventaja negra, Arenas Vanegas (2420)-Domínguez Pérez L. (2716)/Santiago de los Caballeros/ 2011.)

19...g8 20.g4 d8

(Fijando su atención en el debilitado flanco Rey.

a) 20...h6!? 21.g5 g7 22.b4 e7 23.c5 bxc5 24.bxc5 a5 con juego complejo;

b) 20...hxg4 21.hxg4 h6 22.c2  [22.g5 g7 23. g2 e7 .Y esta es una posición crítica para el análisis, en lo personal confío más en el sacrificio de peón del cubano. ] 22...xe3+23.xe3 e7 24.g2 g7 25.f4 h8 26.f5 h7 27.h1 ah8 28.  xh7+xh7 29.d3 d8 30. f2 h8 31.g3 f6 32.b4 g5 33.c5 bxc5 34.bxc5      d8 35.d1 a5 36.cxd6 exd5 37.c4 xa2+38.g1 b3 39.b1 c3 40.d7 xd7 41.f1 e4 42.f6+7xf6 43.f5 d4+0–1 Brkic, A (2602) - Palac, M (2581), Opatija 2015)

21.gxh5?! (Acepta una ganancia material que no le reporta beneficio alguno a su posición. Mejores opciones son 21.g2; o 21.c2!?h4 22.g2) 21... h4! (21...gxh5?! 22.h2 con iniciativa blanca) 22.hxg6+fxg6 (las negras consiguen suficiente compensación) 23.d3 (23.e1 xh3 24.f2=) 23...h6! 24.f2(24.h2 f4+25.xf4 xf4 26.g2e7 con compensación) 24...xe3 25.xe3 e7 (Las negras son felices con su juego activo de piezas.) 26.g2 f5?! (Este cambio favorece al blanco. Recomendado 26...g7! 27.b3 f4 28.h2 h8 29.g3 f8)27.xf5 xf5 (27...gxf5!?) 28.b3 g7 29.d2 xh3 (mejor 29...h8!=) 30.f2 af8? (Imprescindible era 30...e4! 31.xe4 e5 32.cg1h5 33.e2 e8 34.d1 xf3 35.xe8 xg1+36.c2 f3 con contra juego) 31.cg1 8f6 32.e2± e4?! (Mejor 32...f4) 33.xe4 xf3 34.xg6+xg6 35.xg6+xg6 36.xf3 xf3+37.xf3  e5+38.f4 xc4 39.b3 e5 (39...a3 40. xd6 f6 41.c4+–) 40.xd6+– d3+41.e4 c1 42.e5! d3+(42...xa2 43. b7 b4 44.d6+–) 43.d4 (43. e6?f4+) 43...c1 44.c8 f7 (44...xa2 45.d6 b4 46.d7 c6+ 47. d5 d8 48. e7+f7 49.c6+–) 45.e5 e8 46.e6 d8 (46...xa2 47.d6+f8 48. b7+–) 47.d6!? d3 48.xb6 f4+49.f5 e2 50.e6 f4+51.f6 e2 52.d7 c3 53.e6 b5 54.a4 c7+55.d6 b5+56.c6 d4+57.d5 b5 58.c5   c7 59.e6 d4+60.e7 f5+61.e6 d4+62.f7 f5 63.f6 e3 64.e6 1–0, So, Wesley (2731) - Domínguez Pérez Leinier (2768), La Habana 2014.

En el movimiento 10 las negras también pueden optar por el orden tradicional 10... e7 11.d2 0–0 12.0–0–0 bd7

11.g4

11.d2 b5 12.0–0–0 y ahora es posible 12...h5 o las complicaciones que surgen de la posición 12...e7 13.g4 0–0 14.g5 b4 con dinámico equilibrio.

11...b6 12.g5 h5

Si d5 es un cuadro débil, importante porque antecede a un peón retrasado, también lo es f4.

13.d2 e7 14.0–0–0 0–0 15.b1 c8 16.g1

Ambos bandos acumulan fuerzas en el flanco en el que pretende jugar, en correspondencia con la situación de los Reyes, ubicados en diferentes flancos y por ello sujetos a la estrategia de ataques en flancos opuestos, aunque no pueden perder de vista la tensión generada por la lucha en torno a d5, que en este sistema comparte prioridades con el asalto al Rey.

16...g6 17.f2

Para forzar al caballo b6 a decidir su destino y disminuir la cantidad de defensores negros sobre d5, para poder ocuparla con una pieza.

Es interesante la siguiente partida: 17.h4 c7 18.f2 c4 19.xc4 xc4 20.c1 b5 21.b3 b4 22.a4 c7 23.b6 b5 24.d5 xd5 25.xd5 d7 26.e2 fc8 27. c1 h3 28.f2 f5 29.gxf6 xf6 30.a5 h5 31.g5 (Propuesta de cambio que va a presentarse en nuestra partida principal.) 31...f8 32.d2 xf3 33.xe7   xe7 34.xd6 f6 35.xb4 xh4 36.xa6 f4 37.a4 ef7 38.c4 g7 39.a5 (Mostrando al peón a como principal arma ofensiva del blanco, otra regularidad que estará presente en la partida que constituye nuestro objeto de estudio.) 39...h5 (iniciando la carrera con este peón, intentando un valor compensatorio.) 40.b6 f2 41.c5 h4 42.c3? (42.b5 h3 43.d7) 42...e7 43.a6 e2 44.b4 xc1 45.  b7 ff7 46.xe7 xe7 47.d3 f6 48.xc1 h3 49.c3 h2 50.h3 f2 0–1 Topalov, V (2761)-Carlsen, M (2855), Leuven 2016.

17...c4 18.xc4 xc4 19.d5 xd5 20.xd5

Después 20.♖ xd5

La casilla d5 constituye una victoria estratégica parcial, total sería el éxito si en lugar de la torre la ocupación fuera de caballo, pero la posición de éste no es favorable a tal fin.

20...b5

Lo más usual.

21.h4

La maniobra 21.e2 d7 22. d2c6 23.c4 tuvo éxito en la partida  Akopian,V (2684) -Khismatullin,D (2656) Plovdiv 2012:  23...b8 24.cxb5 xb5 25.d3 xd5 26.exd5 c7 27.xa6 f5+28.a1 f4 29.e4 g2 30.e2 h4 31. f1 g7 32.f2 h3 33.b1 f5 34.d2 b7 35.g1 d4 36.c3 xf3 37.xf3 xf3 38.g3 h4 39.a4 h6 40.gxh6+xh6 41.d2+h5 42.a3 f5 43.a5 d4 44.a6 a7 45.b4 g5 46.e3 f5 47.c3 d8 48..xd4 exd4 49.b5 a8 50.xd4 f4 51. h3+g6 52.h8 g4 53.c2 g3 54.hxg3 fxg3 55.b5 f6 56.d3 e5 57.c6+ f5 58.xd8 g2 59.g8 1–0

21...f6

El negro abre la columna f para buscar contrajuego.

22.d2 fxg5

22...c7 para triplicar piezas mayores en la columna c y no acceder rápidamente al cambio de alfiles es interesante, porque la cuestión es: ¿a quién favorece este cambio en este preciso momento? Indudablemente el alfil negro es un importante defensor de d6.

23.xg5 xf3 24.xe7 xe7 25.xd6

Después 25.♖xd6

Las posibilidades del blanco son mejores. Las piezas mayores Dama y Torre penetran por la columna d para aprovechar la sensibilidad de las filas 7 y 8.

25...f7 26.xa6 xe4

26...xh4!?

27.d5 xh4 28.xb5

Después 28.♕xb5

La captura de este peón no sólo restablece el material sino que potencia la maniobra a8–e8 y permite el avance del peón a.

28...f4

Era necesario jugar con mucha precisión y el tiempo es oro, 28...b4.

29.a4 e4

Esta jugada le facilita la tarea al blanco. Las opciones del blanco, basadas en atacar al peón e y simultáneamente avanzar el peón pasado se muestran superiores, como vemos en las siguientes variantes: 29...g7 30.a8 h5 31. e1 con la amenaza e8.; 29...h5 30.e1 g7 31.a5 e4 32.c4 e5 33.d4.

30.a8+g7 31.e8 a7

31...f6 32.c5.

 32.e5+h6 33.g5+g7 34.xe4+–h5 35.g3 h3 36.e1 d5     37.d4 b6 38.a5 b7 39.e6+g8 40.d8 b5

40...c3+41.xc3 xc3 42.xb7 xb7 43.a6 b6 44.e8+f7 45.a7+–.

41.e8+g7 42.e5+1–0.

Todas las partidas están en este artículo.

W.G.M. Vivian Ramón Pita.


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento