La profilaxis ajedrecística a través del tiempo(2)

   Aaron Nimzowitsch 
En esta segunda parte se completan las ideas de Nimzowitsch y, avanzando en el tiempo, se introduce la noción de defensa preventiva. 
Aron Nimzowitsch (Schweizerische Schachzeitung) www.chesshistory.com

(En la primera parte de este artículo se hizo referencia a parte de las ideas expresadas en torno a la profilaxis por Aaron Nimzowitsch en su libro ¨Mi Sistema¨. En esta segunda parte se completan las ideas de Nimzowitsch y, avanzando en el tiempo, se introduce la noción de defensa preventiva.)     

Pasamos a la segunda significación que el autor de “Mi Sistema” otorgó a la profilaxis: .

La segunda posibilidad indeseable es que se encuentren las casillas propias débilmente defendidas.

...El mal radica en que las piezas defiendan en forma deficiente las casillas de importancia estratégica.

...Hay que sobredefender las casillas débiles, y más aún las fuertes, o sea “sobredefender” todo lo que pueda reunirse dentro del concepto de puntos con importancia estratégica.”

 Aaron Nimzowitsch                                                                                                    “Mi Sistema” (1925)

Esto no es más que la famosa “sobreprotección”, uno de los conceptos más conocidos y controvertidos de Nimzowitsch. Tan controvertido que, entre otras cosas, dio origen a una irónica e hilarante parodia de Hans Kmoch que ha dado la vuelta al mundo.

Cuando más de 70 años después John Watson escribió su reconocida obra “Secretos de la Estrategia Moderna en Ajedrez. Avances desde Nimzowitsch.”, se refirió al asunto de una forma equilibrada, que en mi opinión refleja la realidad acerca de este concepto:

“….la sobreprotección ha sido siempre una idea bastante vaga, y solamente parece aplicable a un conjunto estrecho de circunstancias…”                             

G.M. John Watson.

Secretos de la Estrategia Moderna en Ajedrez. Avances desde Nimzowitsch.(1998)

Entre las situaciones en que se puede aplicar con éxito esta noción de la sobreprotección, hay que reconocer que la partida Nimzowitsch-Alekhine en Baden-Baden 1925, mostrada por el propio Nimzowitsch en “Mi Sistema” es un buen ejemplo:

Posición después de la jugada 14 de las negras (Nimzowitsch-Alekhine, Baden-Baden 1925).
Nimzowitsch-Alekhine

Las blancas tiene cierta ventaja debido a que cuentan con un poco más de espacio y un fuerte centro con sus peones en 'd4' y 'c4'. Es importante para las blancas mantener su peón 'd' en 'd4', al menos por el momento, con el objetivo de restringir la acción del alfil de las negras, y también del caballo de 'c6'. Observe que de jugar las blancas d4-d5 en determinado momento, se abriría la diagonal b6-f2 para el alfil negro y el caballo negro amenazado se colocaría activamente en la casilla central 'e5'.

Las blancas aplican pues, una estrategia de sobre-protección del punto 'd4': 15.ad1 ae8 16.d2 g5 17.fd1 a7 18.f4 f5 

(Nimzowitsch no explica por qué las negras no capturaron en 'd4', lo cual me parece necesario ya que las cosas no son tan sencillas como parece a primera vista: si 18…xd4 19.e4! doble amenaza a la dama y el alfil f5 20.xd4 xd4 21.xd4 c6! 22.xd6! y las blancas ganarán un peón quedando con ventaja incuestionable.) 

19.b5

el punto 'd4' está protegido por 5 piezas

19...b8

(triste posición para el alfil, pero si 19...b6 20.d5 y las blancas amenazan tanto capturar en 'c7' como deteriorar la estructura de peones negra con xb6)

20.d5

(Nimzowitsch recomienda 20.e2 seguido de 21.de1, lo cual es bueno para las blancas. Sin embargo, la movida del texto es fuerte también.)

20...e6

y aquí las blancas podían haber obtenido una ventaja clara capturando

21.bxc7.

En 1963 ve la luz un libro de pretensiones muy abarcadoras en relación a los fundamentos conceptuales del ajedrez, se trata de “Estrategia Moderna en Ajedrez” del G.M. checo Ludek Pachman Allí, a pesar de que Pachman no menciona la palabra profilaxis, sí hace uso del término “defensa preventiva” y además dedica algunas líneas a la sobreprotección.

La siguiente comparación de Pachman entre conceptos ajedrecísticos y médicos es instructiva: 

“De la misma forma que en la medicina moderna se hace más y más énfasis en medidas profilácticas para prevenir en vez de tener que curar ciertas enfermedades, vemos en la estrategia moderna ajedrecística muchas movidas preventivas hechas para anticipar un ataque enemigo mucho antes de que haya incluso comenzado. Estas consisten en fortalecer la defensa de cualquier punto débil que el enemigo podría atacar, eliminando así de antemano la posibilidad de amenazas tácticas que podrían ocurrir más tarde.” Ludek Pachman. Estrategia Moderna en Ajedrez (1963)

Ludek Pachman                                                                                                Estrategia Moderna en Ajedrez (1963)

Dicho en otras palabras, defensa preventiva es profilaxis en un sentido más amplio que el originalmente definido por Nimzowitsch, y sobre todo, desde el punto de vista de la defensa.

Vale la pena que miremos algunos ejemplos clásicos de defensa preventiva antes de seguir adelante. Primeramente veamos en acción a Capablanca:

Posición después de la jugada 19 de las blancas (Kupchik-Capablanca, Lake Hopatcong 1926).  

La ventaja de espacio de las negras en el ala de dama sugiere una ofensiva en ese flanco mediante avalancha de peones. A esa avalancha contribuye la posición del alfil de rey blanco, que será atacado cuando los peones avancen. Si Capablanca se hubiera centrado únicamente en sus posibilidades del flanco de dama la partida podría haber continuado de la siguiente forma:  19...a6 20. a4 b5 21. c2 a5 22.h3 c6 jugada preparatoria para la ruptura b5-b4, se despeja la columna 'b' para que pueda ser ocupada por la torre negra y se controla la diagonal a4-e8. 23.g4

Después de 23.g4

produciéndose una posición en la que, mientras las negras asumen la iniciativa en el flanco de dama, las blancas crean contrajuego en el flanco de rey con la ruptura recién realizada g2-g4.

Es por ello que Capablanca, antes de emprender acciones en el ala izquierda, decide evitar totalmente la posibilidad de que las blancas puedan crear contrajuego en el flanco de rey. Lo hace controlando el punto de ruptura 'g4':

19...h5! 20.ef1 h6

una "misteriosa jugada de torre". Su sentido es desestimular totalmente la eventual ruptura en 'g4'; por supuesto que las blancas no podían intentarlo aún, pero después de una reagrupación de piezas sí podría resultarles factible. Sin embargo, tras la movida de Capablanca h6, cualquier avance g2-g4 sólo terminaría permitiendo a las negras apoderarse del control de la columna 'h' tras hxg4.

21.e1 g6 

Esta jugada consolida el peón de 'h5', pero da una impresión visual negativa en el sentido de que la torre de 'h6' parece quedar aislada de la lucha. Sin embargo Capablanca corrige ese defecto en la siguiente jugada.

22.h4 f7! 

Ahora la torre negra podrá, en el momento en que lo desee, coordinar su acción con el resto de las piezas negras mediante hh8

23.e1 a6 

Y después de la paciente preparación previa, las negras se lanzan ya al ataque sobre el flanco de dama.

24.a4 b5 25.d1 c6 26.h3 a5 27.g5 hh8 28.h4 

Da la impresión de que Kupchik intenta "asustar" a su adversario, pero la posición del enroque negro es completamente inexpugnable.

28...b4 29.e1

El inicio de la retirada total de tropas del flanco de rey es el reconocimiento del fracaso.

b8 30. hf3 a4 31. 3f2 a3! 32.b3 cxb3 33. xb3 b5! 34. g1 xc3 35. xc3 bxc3 36.c2 hc8 37. h4 d3 38. cc1 xb3!

39.axb3 a2 0–1

Las blancas se rindieron ante la amenaza b1, los peones pasados deciden rápidamente la lucha.

Capablanca

Ahora observemos a Nimzowitsch deteniendo una posible avalancha de peones enemigos:

Posición después de la jugada 11 de las negras (Nimzowitsch-Bernstein, Karlsbad 1923).

Las negras acaban de avanzar su peón a 'e4'. Con ello han ganado espacio en el centro y flanco de rey, por lo cual desde el punto de vista estratégico el plan más lógico, después que el caballo blanco se retire, sería el posterior avance del peón 'f' para romper eventualmente en 'f4'. Nimzowitsch realiza una reagrupación de piezas dirigida a evitar esa ruptura:

12.h4! b8 13.g3 e8 14.g2 f5 15.h4

Después de 15.h4

Observe como las blancas, con sus últimas movidas, han prevenido la expansión negra en el ala de rey. Con esta última jugada se evita que el punto 'f4' pueda ser amenazado por el peón 'g' de las negras, ya que las blancas quieren utilizar la casilla 'f4' como punto fuerte para su caballo.

15...d8 16.a4

Tras controlar la eventual ruptura de las negras en el ala de rey, las blancas lanzan una ofensiva en el flanco de dama, que es el sector del tablero en que tienen ventaja de espacio. Vale la pena hacer notar que, a diferencia de la partida Kupchik-Capablanca que acabamos de ver, debe en este caso el primer jugador ser cuidadoso en su ofensiva, ya que el rey blanco se encuentra enrocado en el mismo sector del tablero en que se avanzan los peones.

16…b6 17.b5 f6 18.f4 axb5 19.axb5 f7 20.e2 c7 21.cxb6 xf4?

Preferible habría sido 21... xb6

22.gxf4 d7 23.d2

En esta situación el rey estará seguro en el centro del tablero.

23...cxb5 24.a1 c6 25.xb5 a5 26. e2 fb8 27.a4 xa4 28.xa4 xb6 29.c3 b3+ 30.xb3 xb3 31. xa8+ e8 32. d1!

El alfil se dirige a 'a4'.

32…xc3 33.xc3 c7+ 34.d2 f7 35. h5+ g6 36. ha1

Se amenaza a7, claro está

36…b6 37. e2 g7 38.e1 c7 39. 8a5 h6 40.f1

Y ahora la seguridad se encuentra en el flanco de rey.

40…b3 41.h5 e8 42.a6 b2 43.hxg6 hxg6 44. 6a2 b7 45. a7 b2 46.g2 f6 47. h1+ h5 48. xh5 gxh5 49.ha1 1-0

Las negras se rinden pues están en una red de mate inevitable.

Probablemente el mayor artífice de la defensa preventiva en todos los tiempos haya sido el ex - campeón mundial armenio Tigran Petrosian. Un ejemplo suyo complementa excelentemente cualquier exposición sobre el tema:

Posición después de la jugada 14 de las blancas (Pomar Petrosian, Olimpiada de Siegen 1970).     

Las blancas tienen cierta ventaja en desarrollo y en espacio. Por otro lado, las negras no pueden enrocar de inmediato porque el alfil de 'd7' está “tocado” por las piezas mayores blancas en la columna 'd'. Petrosian concibe un plan muy original, que consiste en activar su torre de dama en una forma muy poco usual:

14...b8!? 15.he1 b7

He aquí la idea, la torre negra se coloca en la 7ma horizontal, desde la cual, en primer lugar, defiende el alfil de 'd7', posibilitando el enroque. Pero el sentido de la posición de la torre va más allá de la simple defensa inmediata del alfil, pues en esta posición la torre se encuentra lista para funciones defensivas múltiples en la 7ma horizontal, entre las cuales puede estar la defensa oportuna del peón de 'e7', o incluso un eventual traslado de esta torre al flanco de rey. No quiero dejar de mencionar tampoco que en esa posición la torre de dama se encuentra presta a, en un momento oportuno, ser doblada con la otra torre negra en alguna columna, como pudiera ser la columna 'd' o alguna otra columna que en el transcurso de la lucha resultara abierta.

16.e5

Las blancas deciden entregar un peón, a cambio logran abrir la gran diagonal para su alfil de casillas blancas y habilitar la casilla 'e4' como punto fuerte para la eventual colocación de una pieza menor. Pero, como suele suceder también en la vida real, no todo son bondades en esta movida, las negras obtienen un fuerte punto de apoyo en la casilla 'd4' y por otro lado se abre parcialmente la columna 'f' a favor del segundo jugador.

16…fxe5

No es posible capturar dos veces con caballo en 'e5' porque tras 16...fxe5 17.xe5 xe5 18.xb7 se pierde la calidad.

17.g5 0–0 18.d5 xg5 19.xg5 e8

Observe cómo la torre continúa siendo útil desde su colocación, ahora defiende el peón de 'e7'. Las negras están ya listas, además, para desalojar el caballo blanco mediante e7-e6, y entonces quedará despejada la 7ma horizontal y la torre podrá moverse hacia el flanco de rey e interactuar con el resto de las piezas negras

20.h6 e6! 21.xg7 xg7

¡El desempeño de la torre ha sido excelente! Ahora la torre está lista para ser doblada en la columna 'f' semi-abierta.

22.c3 d4!

Las negras se aseguran de instalar su caballo en el fuerte punto central antes de emprender otras acciones, sin preocuparse por la devolución del peón de 'e5'.

23.xe5 gf7

Ya las negras se apoderan de la iniciativa, gracias a la presión sobre el peón blanco 'f' en la columna semi-abierta. 

24.e4?

Pomar no se da cuenta del peligro de encierro para su torre en 'e5', y comete este error decisivo

24...c7! 25.g5 f4!

de pronto la torre blanca ha quedado encerrada y no hay defensa contra la modesta movida de peón h7-h6

26. d3 h6 27. d6 hxg5 28. xe8 xe8 29. xg6+ f8 30. xg5 h7+0–1 

Las blancas se rinden . 

Ver todas las partidas de este artículo

M.I. José Luis Vilela

Publicado el 18/mar/2019 - 13:38

Los comentarios

Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !