Champ. France Jeunes U16 Ver el torneo

Enroques opuestos en la India de Dama

La Defensa India de Dama es universalmente reconocida como una apertura sólida, que casi siempre conduce a luchas de carácter eminentemente posicional.

La Defensa India de Dama es universalmente reconocida como una apertura sólida, que casi siempre conduce a luchas de carácter eminentemente posicional. Sin embargo, en la partida que les presento, inusualmente, ambos adversarios enrocan en flancos opuestos, generándose así un combate en el que la importancia de las posibilidades de ataque sobre el enroque enemigo cobran protagonismo.                  Producto del esquema tipo ¨Erizo¨ que adoptan las negras, son las blancas quienes cuentan con una ventaja de espacio que les da mayor libertad de maniobra.  En un momento en que las negras sienten que están quedando peligrosamente sin posibilidades de contrajuego, deciden entregar un peón para activar en alguna medida sus fuerzas. Y he ahí que entonces la partida adquiere un carácter más táctico. Las blancas logran mantener el peón de ventaja sin ceder en su cerco posicional, y cuando su adversario captura el peón blanco f activando su torre, resulta que las blancas se apoderan inesperadamente de la recién abierta columna f para lanzar un ataque relámpago sobre el enroque de su adversario. La culminación, con sacrificio de dama incluido, es sumamente atractiva. Les invito a ver este cotejo, el cual espero les aporte positivas ideas que les resulten de utilidad en el futuro.

MI José L.Vilela – M.F. Leonel Figueredo                                                              La Habana, 2009.                                                                                                      Defensa India de Dama

1.d4 f6 2.f3 e6 3.c4 b6

Las negras eligen la Defensa India de Dama, reconocida por su gran solidez. Colocar el alfil de dama en la gran diagonal a8–h1 es una idea muy lógica desde el punto de vista posicional, pues en esa diagonal dicho alfil estará activo, ejerciendo influencia sobre casillas centrales importantes como e4 y d5.

4.a3

Después de 4.a3

Esta variante, conocida generalmente como Variante Petrosian, fue revivida y popularizada por Garri Kasparov a partir de la década de los setenta del pasado siglo. Con ella logró memorables victorias entre las que se cuentan las bellas partidas de ataque frente a Andersson en Tilburg 1981 y Najdorf en Bugojno 1982.

4...a6

En vez de jugar el alfil a b7, las negras deciden atacar el peón de c4, que de momento está indefenso. Esta es una opción en algunas líneas de la India de Dama, como en esta línea que nos ocupa y también en la línea 4.g3 (conocida como la Variante Clásica).

5.c2

Existen varias formas de defender el peón de c4. Por ejemplo 5.e3, 5.bd2, 5.b3, 5.b3 y 5.a4. Después de muchos años de práctica magistral en las diferentes líneas se considera 5.c2 como la variante principal.

5...b7

Para alguien no familiarizado con las sutilezas de esta apertura esta segunda movida consecutiva con el alfil puede resultar enigmática, porque generalmente se recomienda no mover repetidamente las piezas durante el desarrollo de la apertura. Sin embargo las negras basan su estrategia en la consideración de que la dama blanca estará peor ubicada en c2 que en su casilla original. Esa consideración tiene que ver con el hecho de que piensan convertir la columna c en una columna semi-abierta y colocar en ella una torre que provoque incomodidad a la dama blanca alineada en la misma vertical.

6.c3 c5

Las negras luchan por el centro con la movida que es consecuente con su idea general de convertir la columna c en semi-abierta.

7.e4

Las blancas aprovechan el hecho de que controlan e4 con dama y caballo, para realizar este avance que gana espacio en el centro del tablero.

7...cxd4 8.xd4 d6

Esta jugada no es la más frecuente en esta posición. Tanto 8...c5 como 8...c6 son consideradas por los especialistas de la Defensa India de Dama como las movidas más adecuadas.

9.e2 e7 10.e3 0–0

Hemos llegado a un tipo de posición bastante frecuente, conocido como ¨Esquema de Erizo¨. Las negras se parapetan detrás de una formación de peones en tercera línea que dificulta el acercamiento de las piezas blancas, aceptando una inferioridad en espacio que esperan revertir durante el medio juego con una ruptura liberadora d6–d5 o b6–b5. Sin embargo en la mayoría de las posiciones tipo erizo ambos bandos enrocan corto; en la posición actual las blancas tienen la interesante y aguda opción de enrocar largo, lo cual da un matiz mucho más agresivo al medio juego.

11.0–0–0!? bd7 12.f4 e8

Una jugada bastante pasiva, que parece querer anticiparse a la inminente avalancha blanca en el ala de rey con g2–g4–g5.

13.b1

Una típica movida profiláctica que saca al rey de la columna c, en la cual pueden existir peligros cuando las negras coloquen su torre en c8.

13...c8 14.g4!

Después de 14.g4!

Comienza la ofensiva en el flanco de rey, precedida por el avance de los infantes.

14...a6 15.g5 b5

Las negras deciden entregar un peón en aras de crear algún contrajuego en el flanco de dama.

16.cxb5 axb5 17.dxb5

Las blancas, atinadamente, aceptan el reto. Se abren líneas en el ala de dama para las negras, pero si las blancas son cuidadosas lograrán controlar el contrajuego.

17...c5

Amenaza xe4.

18.f3 f5

Otra jugada en busca de actividad, sin embargo se crea una debilidad de importancia en e6.

19.g2

Después de 19.♕g2

Aunque existían otras continuaciones también fuertes, esta movida es tal vez la más elegante, pues la dama escapa al ¨tete-a-tete¨ en la columna c a la vez que mantiene el control de e4.

19...fxe4 20.xe4 d5 21.xc5 xc5 22.xc5 xc5 23.d4!

El caballo se establece en un fuerte punto central desde el cual se vulnera la debilidad negra en e6.

23...b6 24.he1!

La única pieza blanca que quedaba inactiva se incorpora al juego aumentando la presión sobre la debilidad de e6.

24...c7 25.g4

Más presión sobre el punto neurálgico e6.

25...xf4

Las negras deciden no continuar con una defensa pasiva de la debilidad, cambiando el peón de e6 por el peón de f4. Sin embargo tras la desaparición del peón negro de e6 surgirá un nuevo problema en la posición negra, la inseguridad del rey debido a la debilidad de la octava horizontal.

Aunque continuar defendiendo pasivamente con 25...c8 permitiría tal vez prolongar la lucha algo más, lo cierto es que la ventaja de las blancas en todos los casos es muy significativa.

26.xe6+ h8

26...xe6 27.xe6 (27.xe6 permitiría a las negras crear algunas complicaciones con 27...d4) 27...d8 28.f1! con ventaja ganadora; ahora no sirve 28...xd4? por 29.f2!+–

27.f1!!

Después de 27.♖f1!!

Sugiero al lector observar detenidamente lo sucedido en las dos últimas movidas. Como producto de la captura del peón de f4 ha quedado abierta la columna f, y en el momento inicial ha sido la torre negra la que ha dominado dicha vertical. Sin embargo, con la movida del texto las blancas se apoderan de su control, gracias a que la falta de coordinación de las piezas negras impide que pueda evitarlo. El efecto neto es que el bando que abre la columna capturando un peón, se ve de pronto atacado a través de la línea que él mismo acaba de abrir. Este tipo de situación no es infrecuente en la práctica magistral y vale la pena que el lector la recuerde, para su eventual aplicación en partidas propias. A partir de ahora el juego se torna eminentemente táctico.

27...xe6

27...xd4? 28.f8#; 27...xf1 28.xf1 xe6 29.xe6 xe6 30.f8+ g8 31.xc5+–

28.xe6 xf1

28... xe6 29.xf4+–

29.xf1! c8

Nuevamente 29...xe6? 30. f8+ g8 31. xc5+–

30.f7 g8

Única defensa ante la amenaza de mate en g7.

31.f1 a6

Después de 31...♗a6

Pierde de inmediato. De todas formas tras la mejor 31...d6 32.g6 h6 33.f4 las negras están perdidas, ante la amenaza h4 seguido de xh6+. Por ejemplo: 33...c8 34.h4 d7 35.xh6+ gxh6 36.f6+ g7 37.f8+ g8 38.xh6+ y mate en la próxima jugada.

32.xg8+!!

Espectacular broche final, el mate es fulminante tras 32...xg8 33.f8++.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

MI José Luis Vilela.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento