AJEDREZONLINE

El arte de Cambiar las Piezas

José Raúl Capablanca
Capablanca decía: Deben siempre cambiarse las piezas accesorias al verdadero desnivel de la lucha o es necesario limpiar de hojarascas la posición.

José Raúl Capablanca nos mostró con la Teoría de la Simplificación un camino para acercarnos al éxito en la partida con limpieza, sin riesgos innecesarios o como decimos en la actualidad con técnica. Capablanca decía: Deben siempre cambiarse las piezas accesorias al verdadero desnivel de la lucha o es necesario limpiar de hojarascas la posición. Especial atención merece el cambio de Damas ya que por la naturaleza móvil de esta pieza, su presencia o ausencia en el tablero determina la estrategia en la partida.

ROZENTALIS,EDUARDAS (2610) - APPEL,RALF (2430)[B02]Bundesliga,alemania 1994 .

1.e4 f6

La siguiente partida incluida es un modelo clásico de nuestro tema de estudio y a ella se hará referencia en la partida principal:

1...e5 2.f3 c6 3.b5 a6 4.a4 d6 5.c3 ge7 6.d4 d7 7.b3 h6 8.bd2 g6 9.c4 e7 10.0–0 0–0 11.e3 f6 12.d5 e8?  (12...exd4 13.xd4 e8)

13. dxe5! xe5 14.xe5 dxe5 15.f3 e6 16.d1 xd5 17.xd5 e7 18.f5! f8 (18...ad8? 19.xh6! gxh6 20.xd8 xd8 21.xg6+) 19.e3 e6 20.ad1 ed8 21.g3 d6 22.xd6 cxd6 23.g4! Rh8 24.b6! b8 (24...c8 25.d2 b8 26.d1 c6 (26...c5 27.c2) 27.a7 d7 28.d5 c7 29.xe6) 25.xe6! fxe6 26.h4!

Después  26.♕h4!

26...d7 (26...xh4 27.gxh4) 27.d8+ xd8 28.xd8 d7 29.c7 c5 30.xd6 c8 31.b6 a4 32.xe6 xb2 33.xe5 c4 (33...xc3 34.d4 c2 35.e7) 34.e6 xb6 35.xb6 xc3 36.xb7 c2 37.h4 xa2 38.g2 a5 39.h5 a4 40.a7 g8 41.g4 a3 42.g3 e2 43.f3 a2 44.e3 f8 45.f3 a1 46.f4 a2 47.e5 g8 48.f5 f1 49.xa2 xf3+ 50.g6 f8 51.a8+ e7 52.a7+ 1–0 Smyslov,V-Reshevsky,S La Haya- Moscú, 1948.

2.e5 d5 3.g3

Es Rozentalis el jugador que más utiliza este inusual orden contra la defensa Alekhine.

3...d6 4.exd6 exd6 5.g2 f6 6.d4 d5 7.f3 e7 8.0–0 0–0 9.e5 bd7 10.c3 c6 11.f4 xe5

Es interesante optar por mantener la tensión central con las movidas:

11...e8 ó 11...e8.

12.fxe5 e8 13.h5 f5?!

Con este lance, y la estructura de peones blanca que se crea, el negro acepta una posición restringida y defensiva. Mejor 13...b6.

14. e2 c7 15.c3 e6 16.h4

Es importante prevenir la maniobra g5–e4 que podría restablecer el equilibrio.

16...f7 17.f4 xf4 18.xf4 e6 19.f2 a5 20.a3 c5 21.e3 c4 22.af1 af8 23.g5

El blanco cambia su pieza menor menos activa.

23...d8 24.xe7 xe7

Al blanco se le dificulta explotar la debilidad de d5 y f5 resulta un punto sobreprotegido, contando que el negro tiene en reserva el movimiento g6. Entonces inicia una ganancia de espacio en el ala de dama que enmascara su real objetivo.]

25. a4!?

Proponer el cambio de damas en g5 es una opción pero el negro no está forzado a aceptarlo y, no resulta claro que otorgue ventaja suficiente para aspirar a más

25. g5!? d7 (25...xg5 26.hxg5 a5 27.h3 (27.f3 b5) 27...g6) 26.f3 b8 27.h5 ff8

25...d7 26.d1 c8 27.a5 cf8 28.a1 e7 29.a3!

Después 29.♕a3!

La maniobra d1–a1–a3 se proponía aprovechar la ganancia de espacio en el ala de dama que le otorgó el avance del peón a y controlar la diagonal negra a3–f8 donde b4, c5 y d6 se muestran como puntos débiles y de potencial penetración. Por otra parte, la acción de la dama blanca sobre f8 obliga al negro a tener en cuenta la posibilidad de ruptura en g4... en el momento oportuno...no podemos olvidar que el ajedrez es un juego de oportunidades. Rozentalis explica que al hacer esta movida recordó la partida Smyslov - Reshevsky. La Haya-Moscú, 1948. La notable jugada 26. Dh4. En lo personal confieso que consideré con blancas el cambio en g5 pensando en la partida de Smyslov. Es decir, cualquier jugador con conocimiento de los modelos temáticos clásicos sabe que pieza debe cambiar, pero eso no basta, hay que determinar dónde y cuándo.

29...xa3?

Debió evitarse el cambio de damas. 29...c7 30.d6 c6

30. bxa3

Ahora resulta claro que el cambio de damas en a3 proporciona al blanco más oportunidades que en g5.

30...d8 31.b2 c7 32.b5 dd7 33.f2

El rey blanco también potencia su accionar.

33...g6 34.e3± g7 35.fb1 f7 36.c5!

En esta partida las propuestas de cambios producen peones doblados y estos están en función de dinamizar el accionar de las piezas, en este caso las negras no pueden cambiar en c5 porque facilitan la penetración del rey blanco.

36...e7 37.bb5 xc5 38.dxc5 d8 39.a6 c8

39...bxa6 40.a5+–

40. b6!77

Elegante golpe de gracia.

40...g8 41.f6 d8 42.d4 bxa6 43.d6

1–0

Todas las partidas están en este artículo

 W.G.M. Vivian Ramón Pita.


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento