Dos primeras partidas

La más antigua que se conoce y la primogénita del ajedrez moderno .

La más antigua partida que se conserva fue jugada antes del año 946, fecha en que murió su ganador, As-Suli As-Strangi, o sea, As-Suli, El Ajedrecista.

Fue descubierta en un manuscrito árabe por el historiador inglés Harold J. R. Murray, fallecido en 1955, y fue reconstruida a partir de diagramas y dibujos del original, quedando entonces en condiciones de poder llevarse a la notación moderna.

As-Suli, El Ajedrecista fue un destacado personaje de su época, sobresaliente en diversas facetas; en ajedrez, no solo ha trascendido la fama de su maestría, sino que se conservan fragmentos de su obra Kitab As-Satrang, es decir, Libro de ajedrez.

El lector no encontrará en esta partida valores estratégicos ni tácticos… solo históricos.

Y antes de reproducir el cotejo tiene que tener en cuenta… ¡que las leyes del ajedrez no eran las mismas que ahora! Veamos los más importantes cambios:

Los peones no podían avanzar dos escaques en su primer movimiento. La dama –entonces firza- en su movimiento diagonal solo podía avanzar una casilla. El alfil (antes al-fil) avanzaba como “come” una ficha del juego de damas, es decir saltando una casilla diagonal estuviera o no ocupada esa que saltaba: tomaba y daba jaque de la misma manera.

Ya podemos apreciar la partida de ajedrez más antigua que se conoce y en la que conduce las blancas (en aquel tiempo rojas) As-Suli y las negras, uno de sus alumnos. Sa´ud Allahlah.

1.f3 f6 2.f4 f5 3.f3 f6 4.g3 g6 5.g1g8 6.h3 h6 7.e3 e6 8.g4 fxg4 9.hxg4 g5 10.fxg5 hxg5 11.d3 d6 12.e4 e5 13.e3e6 14.xg5 e7 15.c3 xg4 16.e2 c6 17.d4 d5 18.b3 b6 19.d2 d7 20.c2 c7 21.d3 d6 22.df3 df6 23.h3 h6 24.f5 f4 26.dc1 a6 27. c5 bxc5 28.xc5+ e1 29.dxe4 xe4 30.xe3 xg1 31.xg1 xf3 32.xf3, abandonan 

LA MODERNA

El ajedrez está entre las bellas artes que sufrió transformaciones estéticas en ese período humano que se conoce como Renacimiento, y tanto que revolucionó toda la concepción del juego.

El ajedrez en el Renacimiento 

España, que había recibido el ajedrez de los árabes, fue el lugar donde el noble juego tomó la dinámica que ostenta como lo conocemos hoy, en el siglo XVI. Cultores anónimos del ajedrez fueron haciéndole aportes, y llegó un momento en el que antes de comenzar la partida, uno de los contrincantes preguntaba: -¿Jugamos a la forma antigua o a la moderna?

Nadie puede dar fe de cuál fue la primera partida jugada con las reglas actuales pero existe una que se disputa esa distinción, y en todo caso fue una de la primeras, y tal vez la más antigua que se conserva del ajedrez moderno.

Su celebridad no está dada por su técnica ni por su belleza, sino por coincidir con un anónimo poema catalán de tantas estrofas como casillas del tablero y 576 versos, en el que Marte corteja y conquista a Venus, en presencia de Mercurio.

Marte conduce las piezas blancas y Venus, las negras. La partida que coincide con el modelo del poema fue disputada por Francisco Castellvi y Narciso Viñoles:

1.e4 d5 2.exd5 xd5 3.c3 d8 4.c4 f6 5.f3 g4 6.h3 xf3 7.xf3 e6 8.xb7 bd7 9.b5 c8 10.xa7 b6 11.xc8 xc8 12.d4 d6 13.b5+ xb5 14.xb5+ d7 15.d5, exd5 16.e3 d6 17.dl, f6 18.xd5 g6 19.f4 xf4 20.d7+ f8 21.d8, jaque mate. 

Por Jesús G. Bayolo.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento