Directo al corazón II

Gumularz,Szymon | Foto : D.R.
En un artículo anterior, compartí con los lectores la partida Areschenko-Koch correspondiente a la fase final de la Bundesliga alemana 2020. Hoy traigo otro ejemplo, perteneciente al mismo torneo, que resulta incluso más revelador aun de esta estrategia competitiva.

En un artículo anterior bajo el título ¨Directo al corazón¨, compartí con los lectores la partida Areschenko-Koch correspondiente a la fase final de la Bundesliga alemana 2020. El hilo conductor en ese artículo fue el enfoque muy agresivo que algunos Maestros de muy alto nivel adoptan al enfrentar a rivales con rating ELO significativamente inferior (lo cual no quiere decir en manera alguna que sean rivales inofensivos ni mucho menos). Como expliqué en aquel momento, es un enfoque que confía fundamentalmente en la diferencia de fuerza ajedrecística, pero también en la reconocida noción de que, en ajedrez, la defensa es generalmente más difícil de conducir que el ataque.

Hoy traigo otro ejemplo, perteneciente al mismo torneo, que resulta incluso más revelador aun de esta estrategia competitiva, pues mientras en Areschenko-Koch las blancas al menos completaron el desarrollo de todas sus piezas menores y enrocaron corto antes de lanzarse en picada sobre la posición contraria, aquí Fabiano Caruana (número 2 del ranking mundial en el momento de jugarse la partida) se abalanza mucho más temprano sobre su joven rival, el polaco M.I. Szymon Gumularz.

Caruana,F (2835) - Gumularz,Szymon (2518) [B06]                              Schachbundesliga 2020, Karlsruhe, Alemania (3.2), 17.09.2020

1.e4 g6 2.d4 g7 3.c3 d6

Las negras han planteado la apertura conocida como Defensa Moderna.

4.e3 a6

Idea standard en la Defensa Moderna cuando las blancas han desarrollado su caballo de dama a la casilla c3, las negras preparan una expansión en el flanco de dama con b7–b5.

5.g4!?

 Después de 5.g4!?

Y he aquí que las blancas se lanzan a una tempranísima agresión de flanco, sin apenas haber completado su desarrollo. Un tipo de enfoque que en el ajedrez contemporáneo se ha ido haciendo cada vez más habitual, en diferentes esquemas de apertura. Es justo decir que en este caso, adicionalmente, esta jugada prepara el desarrollo de su alfil de rey vía g2. Por cierto, el propio Caruana ya la había empleado a fines de Junio de este año en una partida blitz jugada a través de Internet en uno de los torneos Titled Tuesday (chess.com) frente al M.I. israelí Ori Kobo.La movida 5.g4 ya ha sido empleada en unas cuantas ocasiones anteriormente. Si uno revisa la Megabase 2020, puede ver que hay en ella 43 partidas registradas con esta jugada. La primera que aparece fue jugada en el año 1998, y fue el G.M. alemán Stephan Kindermann quien la introdujo. En los años subsiguientes se vio solo de forma esporádica , pero ya a partir de 2009 empezó a aparecer con algo más de regularidad, convirtiéndose el G.M. ucranio Yuri Solodovnichenko en su principal propulsor. Cabe mencionar también, estadísticamente hablando de forma general, que en esas 43 partidas que aparecen en la Megabase 2020, las blancas acumulan un atractivo porcentaje de puntuación del 60.5%.

5...b5 6.g2 b7 7.h4

Lo más agresivo, preferido también por Solodovnichenko, quien ha jugado de esta forma en más de una ocasión. Se plantea la posibilidad inmediata de agresión con h4–h5. Tras la jugada del texto las negras están ante un típico dilema: tomar medidas contra el posible avance h4–h5 o ignorarlo. La otra alternativa es 7.ge2.

7...h5

El joven Maestro polaco decide frenar radicalmente el avance del peón. Sin embargo el frenado es solo momentáneo, como veremos más adelante. Otra forma de hacer algo al respecto sería jugar la más restringida 7...h6, con la idea de poder responder a 8.h5 con 8...g5. Y está también la posibilidad de hacer caso omiso de la agresión blanca, continuando el desarrollo con jugadas como 7...d7 o 7...f6.

8.gxh5

Una clara declaración de intenciones. Existía también la posibilidad de jugar 8.g5 apostando por un juego más lento en el que las blancas intentarían hacer valer su ventaja de espacio. Sin embargo Caruana opta por la línea que le permite abrir la posición en el flanco de rey lo más rápido posible, creando tempranamente los mayores problemas posibles a su adversario.

8...xh5 9.f3!

En la partida blitz Caruana-Kobo anteriormente mencionada las blancas jugaron de forma diferente 9.ge2 y tras 9...f6 10.g3 h7 11.h5 el primer jugador había conseguido ya su objetivo de obtener la iniciativa en el flanco de rey. El encuentro continuó 11...b4 12.d5 xd5 13.exd5 d7 14.hxg6 xh1+ 15.xh1 fxg6 16.e4 f6 (En caso de 16...f8 17.g4 f7 18.f4 con gran ventaja de las blancas, que amenazan dejar al rey negro totalmente indefenso con la ruptura f4–f5, además de que están listas para incorporar a la torre al ataque con 0–0–0.  (También 18.0–0–0 es fuerte.) ) 17.xg6+ f8 18.d2 xd5 19.h6 con un ataque ganador, Caruana,F (2835)-Kobo,O (2449), chess.com Internet 2020.

9...h8 10.h5  

 Después de 10.h5

Y las blancas han cumplido su objetivo de crear una situación aguda con posesión de la iniciativa tras solo 10 jugadas.

10...e5

Un error grave sería 10...f6? por 11.e5! xf3 12.xf3+–; En caso de 10...gxh5 11.e5! (11.xh5 xh5 12.xh5±) 11...c6 12.xh5 xh5 13.xc6+! (un sorpresivo cambio que busca incorporar sin pérdida de tiempo la dama blanca al ataque). 13...xc6 14.xh5±.

11.dxe5 xe5

Tomar con peón tampoco soluciona los problemas: 11...dxe5 12.hxg6 (12.xd8+ xd8 13.hxg6 xh1 14.xh1 fxg6 15.f3±) 12...xd1+ 13.xd1 fxg6 14.xh8 xh8 15.d5 xd5 16.exd5±.

12.hxg6 fxg6

12...xh1 13.gxf7+! (intermedia) ganando material.

13.xh8 xh8 14.e5!

Sin dar el menor respiro al oponente.

14...c6

14...xf3 15.xf3 d7 16.d5 (amenaza xc7+) 16...c6 (16...c8 17.e6 e5 18.h3 (18.h1) 18...g7 19.f3+–) 17.e6! (amenaza f7++) 17...e5 18.h1! ganando, pues se amenaza capturar el alfil en h8 y cuando éste se mueva entonces las blancas hacen efectiva su otra amenaza que es b6 seguido de c7+.

15.e4!  

Después de 15.♗e4!  

Tocando la debilidad de g6 y abriendo paso a la dama blanca para que pueda sumarse al ataque en el flanco de rey a través de la diagonal d1–g4.

15...ge7

En caso de 15...xe5 16.xg6+ f8 lo más enérgico es 17.d5! sin preocupación por el peón de b2, ya que  17...xb2 18.f3+! f6 19.h6+ g8 y ahora varias son las formas de ganar, entre ellas 20.b3 y 20.c3.

16.g4! xe5

16...xe5? 17.h3! ganando por la doble amenaza xh8+ y xb7. (o 17.h4) ; Una alternativa defensiva interesante habría sido 16...c8 con la idea de 17.xg6+ d8! 18.h5 xe5 con posición bastante complicada. Sin embargo las blancas tienen una jugada más fuerte como respuesta a 16...c8 en 17.e6!, tras la cual mantienen una ventaja incuestionable.

17.xg6+ xg6 18.xg6+ d7

Después de 18...♔d7

Y aquí tenemos el resultado de la feroz iniciativa desarrollada por el Maestro ítalo-estadounidense, las negras han quedado con su rey totalmente expuesto en el centro del tablero, lo cual se tornará decisivo tan pronto como las blancas logren incorporar otras piezas al ataque sobre el monarca negro.

19.g4+!

¡Importante por supuesto!, no dejar que el rey negro escape al flanco de dama vía c8.

19...e8 20.0–0–0 f6

Más resistencia habrían podido ofrecer las negras mediante 20...xc3 , jugada bastante lógica en cuanto elimina a un potencial atacante, reduciendo así las posibilidades ofensivas del adversario. Algunas variantes ilustran las graves dificultades que de todas formas tendrían las negras en ese caso: 21.bxc3 c8

a) 21...f6 22.f3! e7 (22...e5 23.xe5 xe5 24.e1+–; 22...xc3 23.e1! a3+ 24.d1! y las blancas tiene un ataque ganador.) 23.d4 f7 24.g5 g8 25.f4 c8 26.h4 ganando material;

b) 21...e5 22.h5+ f7 (22...d7 23.xe5+–) 23.e1+–;

22.g7 e6 23.e1! e7 (23...e5 24.f4 f7 25.f2 e4 26.f3! y las negras no pueden enfrentar satisfactoriamente los múltiples problemas que se le plantean.) 24.d2 f7 (24...e4 25.g5! las negras no pueden sobrevivir.) 25.g4! (la jugada exacta, que evita una escapada del rey a d7) 25...d8 26.g5 d7 27.h3! con fuerte ataque que debe conducir a la victoria.

21.d5!

Claro está, un nuevo atacante se incorpora, no es necesario preocuparse por el peón de b2.

21...f7

Capturar en b2 con jaque conducía a una derrota forzada: 21...xb2+ 22.b1 g7 23.e6+ d8 (23...f8 24.h6+–) 24.b6! cxb6 (24...c8 25.xd6+ e8 26.e6+ e7 27.xe7+–) 25.xd6+ e8 (25...c8 26.xb6#) 26.c7+ f7 27.d5+ g6 28.f3! con la incorporación decisiva de la torre blanca al ataque.

22.f3!

Completando finalmente el desarrollo de todas sus piezas. Ya es solo una cuestión de tiempo que el rey negro perezca en el centro del tablero.

22...c8 23.e4 b8

No funcionaba 23...f5 directamente por 24.f6+! xf6 25.xc6++–

24.g5 f5  

Después de 24..♗f5

25.xc7+! d7

25...xc7 26.xf5+–

26.xf7 xe4 27.xa6

Las negras abandonan porque no pueden evitar más pérdidas materiales. Se amenaza tanto capturar la torre como c5+ con doble amenaza a rey y alfil. Por ejemplo 27...f8 28.xe5+ xe5 29.c5+ ganando.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

MI José Luis Vilela.


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento