Construcción y desarrollo de un ataque


Luego de un comienzo tranquilo, las blancas promueven su iniciativa con una polémica jugada, surgen así las amenazas donde siempre se relacionan peligros objetivos y subjetivos para el oponente en medio del impacto psicológico de este acto vital en el ajedrez y otras muchas modalidades deportivas. Una vez construido el esquema ofensivo, las jugadas se suceden con esa tónica, surgen las debilidades, la oposición se resquebraja, las piezas hallan sus caminos, se potencian y casi de la nada un bien fundamentado ataque se hace realidad cual poderosa tormenta. 

Sandro Mareco (2649) - Ivan Morovic (2501)                                                  Olimpiada Mundial Batumi (9), 03.10.2018                                                          [A13] Apertura Inglesa

1.f3 f6 2.c4 e6 3.b3

Este esquema  se clasifica como una alternativa de la apertura Inglesa 1.c4

3...d5 4.b2

Después de 4.♗b2

Por vez primera encontramos esta posición en la MEGABASE en la partida:  Kupchik,A-Kashdan,I, Nueva York 1924.

4...e7

Una jugada a considerar es 4...c5, ahora las blancas pueden elegir diferentes caminos

A) Tenemos el desarrollo del Alfil Rey por la gran diagonal h1–a8 5.g3 veamos un ejemplo: 5...d4 6.b4!? a5 7.bxc5 xc5 8.g2 0–0 9.d3 b6 (9...c6!) 10.0–0 b7 11.bd2 a4³ y las negras están bien: Salgado López,I (2643)-Medarde Santiago,L (2361), Linares ESP 2018.

B) 5.e3 para controlar de inmediato d4 y desarrollar el Alfil por la diagonal f1–a6; veamos algunas jugadas: 5...c6 6.cxd5 abre camino a Af1 6...exd5 ahora tenemos dos alternativas:

B1) 7.b5 estableciendo una clavada 7...d6 8.d4 cxd4 9.xd4 0–0!? ahora ganar un peón en c6 no es aconsejable, he aquí posibles secuencias:

B1a) 10.xc6? bxc6 11.xc6 g4!± 12.d4 (12.f3 c8 13.0–0 e7 14.d4 e4–+) 12...a5+ 13.d2 a6 14.f3 xc6 15.fxg4 fe8–+ con gran ventaja de las negras;

B1b) 10.xc6 bxc6 11.xc6 c7 12.xf6 xc6 13.d4 b4+ 14.f1 f5³ y las negras están muy bien.

B1c) más firme es 10.c3 g4 (10...b6!=) 11.e2 xe2 12.cxe2 xd4 13.xd4 b4+ 14.f1 c8 15.g3 c5 (mejor 15...e4!=) 16.g2² xd4 17.xd4 e7= y el aislado d5 significa muy poco para las blancas: Andreikin,D (2723)-Roiz,M (2607), Porto Carras GRE 2018.

B2) fácil para las negras es 7.d4?! he aquí un ejemplo 7...cxd4 8.xd4 b4+ 9.c3? (9.c3 hubiera sido mejor) 9...e4 10.c1 a5 (10...f6!?) 11.db5 0–0³ y como es evidente las negras están muy bien: Rodriguez Vila,A (2487)-Villanueva,M (2481), Buenos Aires ARG 2018.

B3) Las blancas tienen la opción  7.e2 que no compromete a esta pieza 7...d6 8.0–0 0–0 9.d4 cxd4 10.xd4 e7 (10...e8!=) 11.d2 (11.c3!?) 11...d8 12.c2 d7 13.ad1 ac8 14.b1 b8 15.2f3 e4 con equilibrio aproximado: Gordon,S (2544)-Ris,R (2450), Daventry ENG 2018.

4...bd7 5.g3 c6 6.g2 d6 7.0–0 0–0 fue el sólido esquema adoptado por las negras en la primera citada partida de la MEGABASE, Kupchik,A-Kashdan,I, Nueva York 1924.

5.e3

La segunda partida disputada con este esquema en la MEGABASE la protagonizó  el afamado artista plástico francés  Marcel Duchamp, también un fuerte ajedrecista, quién jugó 5.d3 c5 6.cxd5 exd5 7.bd2 b6 (7...c6!³) 8.g3 b7 9.g2 bd7?! (9...c6!) 10.0–0 0–0 11.c1 (11.e4!) 11...e8 12.d4 c8 con posibilidades equivalentes:  Duchamp,M-Marin y Llovet,V, Paris 1924.

5...0–0 6.c3 c5 7.cxd5 xd5

Después de 7...♘xd5

La captura 7...exd5 fuerza a las blancas a adoptar una estrategia clásica 8.d4 veamos ejemplos:

A) 8...b6 9.e2 b7 10.0–0 bd7 11.c1 e8 12.c2 c8 13.a1 d6 14.d1 a6 (14...e7!=) 15.dxc5 bxc5 (15...xc5!?) 16.cd2 b6 17.a4 d4? (17...a5!=) 18.exd4 c4 19.a5 bd5 20.bxc4 xc3 21.xc3 xe2 22.xe2 xf3 23.gxf3 h5 y ahora es importante la siguiente jugada:

A1) 24.de1!± g5+ 25.h1 f4 26.e8+ f8 (26...xe8? 27.xe8+ f8 28.g1+–) 27.g1 h5 28.e3 xc4 29.d1±.

A2) 24.e4 24...f5 25.e5 f4 26.h1 h4=, Jumabayev,R (2605)-Henderson de La Fuente,L (2484), Douglas ENG 2018.

B) 8...c6 9.e2 e4 (9...g4 10.dxc5 xc5 11.0–0 a6 12.h3 e6 13.d3 e7 14.a3 ad8 15.e2 e4 16.b4 d6 17.c1²  Howell,D (2689)-Kazhgaleyev,M (2582), Batumi GEO 2018) 10.0–0 f6 11.c1 cxd4 12.xe4 dxe4 13.xd4 xd4 14.xd4 xd4 15.xd4 xd4 16.exd4 d8 17.fd1 e6 18.c7 d7= con equilibrio aproximado:  Bosch,J (2412)-L'Ami,E (2639), Holanda NED 2018.

8.c2 c6 9.h4!?

Una idea de Karjakin para crear problemas a las negras en el flanco Rey.

Antes se había jugado  9.a3 en las partidas disputadas con esta posición, veamos un ejemplo: 9...xc3 10.xc3 d7 11.e2 c8 12.0–0 b6 13.b2 f6 14.b4 xc3 15.xc3 e7 16.b2 c6 17.bxc5 xf3 18.xf3 xc5 con posibilidades equivalentes: Lysyj,I (2691)-Zhou,W (2627), China 2015.

9...f6

Después de nuestra partida principal se jugó 9...d7!? con la idea de jugar Cdb4 y Td8, ingresando así al cuadro d3, lo que paralizaría el intento de ataque de las blancas en la diagonal b1–h7 10.a3 para impedir la entrada del Caballo vía b4 10...b6 11.g5 f6

A) ahora 12.ce4! es lo más fuerte, aunque la d7 permite 12...xe4 13.xe4 f5 14.f3 b7, pero con 15.h5 (de considerar es 15.c4!?) 15...xg5 16.hxg5 g6 17.h6± las blancas tienen ventaja.

B) se jugó en la partida 12.c4 d8 13.f4?! (13.ce4!) 13...a5 14.b5 b7 15.0–0–0 a6 16.e2 d7= y las negras no están peor: Dubov,D (2703)-Sarana,A (2641), Sochi RUS 2018.

9...b6 10.a3 f5 lo encontramos antes en los siguientes ejemplos:

A) 11.xd5!? exd5 12.d4 e6 13.g5 xg5 14.hxg5 c4 15.g6 hxg6 16.bxc4 c8 17.c5 bxc5 18.dxc5 a5+ 19.c3 f7 (19...f4!=) 20.e2² algo mejor para las blancas:  Cheparinov,I (2689)-Fridman,D (2594), Caleta 2017.

B) 11.b5 b7 12.xd5 exd5 13.d4 c8 14.dxc5 bxc5 15.0–0 f6 16.fd1 e7 (16...e7! 17.ac1 d8=) 17.xf6 (17.ac1!?) 17...xf6 18.g3 (18.ac1!?) 18...a6 (18...b6=) 19.xa6 xa6 20.c3² también ligeramente preferible para el primer jugador: Karjakin,S (2760)-Anand,V (2762) Moscú RUS 2016. Esta fue la primera partida disputada con el avance de h.

9...h6 10.g4!? xc3 11.dxc3 (11.xc3!?) 11...e5 12.g5 h5 (12...d5) 13.c4 e6 14.xe6 fxe6 15.d2 (15.d1 e8 16.e4²) 15...e8 16.f1 b5 17.e4² con cierta superioridad de las blancas, es otro ejemplo de interés: Carlsen,M (2840)-Ganguly,S (2668), Doha 2016.

10.a3 b6 11.g5 g6?

Después de 11...g6?

Un error que crea más debilidades, pero no era muy fácil defenderse, veamos algunas variantes de dos intentos al respecto:  11...h6 12.ce4 siempre con la amenaza sobre h7 12...d5 13.b5! a5 14.d6 f5 (14...hxg5?? 15.hxg5 f5 16.gxf6 xf6 17.xf6+– con ataque de jaque mate) 15.xc8 xc8 16.f3² con más dominio del tablero y mejores piezas para las blancas ; 11...e5!? 12.b5! a5 (12...b7 13.f4!± es más peligroso para las negras: 13...exf4 14.ce4 g6 15.h5 xe4 16.xe4 fxe3 17.dxe3+– con un fortísimo esquema de ataque) 13.ce4 g6 14.b4!² si ahora 14...xe4 15.xe4 f5 16.xe5 f6 17.c3² con clara ventaja.

12.h5±

Ahora esta jugada tiene en g6 su objeto de ataque, con la apertura de la columna h además.

12...e5

12...xh5 13.xh7 xh7 14.b5!± con clara ventaja (14.xh5+±)

13.hxg6 hxg6

Fatal era 13...fxg6?? 14.xh7! f5 (14...xh7 15.xg6+ h8 16.xh7#) 15.c4++–

14.d3!

Después de 14.♗d3!

Lo más fuerte, las negras están en graves problemas.

14...g7

Para defender g6 14...g4 15.h7 h4 16.g3 xh7 17.e4 d7 18.xh4+ g7 19.xg4 xg4 20.xc6+– con dos piezas menores por una Torre y persisten graves debilidades en la defensa del Rey negro.

15.f4!?

15.0–0–0; o bien 15.e2 eran fuertes continuaciones para las blancas.

15...g4

Lo mejor, perdía  15...exf4 veamos algunos posibles desarrollos de esta tragedia para las negras 16.ce4 f5 17.c4! b5 18.d5! xd5 (18...xe4 19.xe4 d4 20.xf4+–; 18...d4 19.e5 fxe3 20.dxe3 h8 21.xh8 xh8 22.exd4+– f8 23.xf6 xf6 24.xf6 xf6 25.h7+ e7 26.xf6 xf6 27.dxc5++–) 19.xf6+ xf6 20.h7+ g8 21.xf6#

16.ce4+–

Después de 16.♘ce4+–

Las piezas blancas se disponen peligrosamente 16.e2!? también era interesante.

16...h8

Tal vez algo mejor era 16...h5 17.f3 xf3 18.gxf3 f5 19.0–0–0!+– aunque las blancas tienen un formidable ataque.

17.0–0!

Después de 17.0–0!

La magia del enroque permite este dinámico y muy oportuno cambio de columna para la Torre, además la a1 se valoriza.

17...d5

17...xe4 18.xf7! xf7 19.xe4+– y la posición de las negras se desmorona.

18.f2

18.xf7 xf7 19.fxe5++– también era fuerte.

18...xg5

18...c8 19.xf7 xf7 20.xg6+ g7 21.fxe5 e6 22.e4 h6 23.f5 h8 24.g3+– también era poco esperanzador para las negras.

19.xg4 xf4

19...h4 20.xe5 xe5 21.e4+– h8 22.xd5 h1+ 23.f2 h4+ 24.e2+– ganando

20.exf4 d4 21.xd4 exd4 22.e4 f5 23.xd5 fxg4 24.e4 e8

El último intento de ataque fracasaba 24...h4 25.xa8 g3 26.e5+ f8 27.d6+ g7 (27...e8 28.fe1++–) 28.d7+ f6 29.h3+– llegando a tiempo para frustrar el jaque mate.

25.e6 h4

25...e7 26.ae1+–

26.f5

Después de 26.f5

Ahora no es posible jugar g3 pues cae h4.

26...h8 27.f6+ h6

27...f8 28.xa8#

28.xg4

Abandonan las negras.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

MI Gerardo Lebredo Zarragoitia.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento