AJEDREZONLINE

Causa y efecto

Aronian, Levon y Carlsen, Magnus | Fotohttp://es.chessbase.com
¿Cómo puede un jugador de Élite dejarse encerrar la Dama y sufrir las consecuencias?

El sacrificio del alfil en h7 es uno de los temas tácticos más estudiados en el ajedrez pero, no deja de aparecer, incluso al alto nivel. En la presente partida el motivo evidente, como en todas las de su tipo, es la indefensión del punto h7 pero, el motivo subyacente es la Dama alejada en el flanco dama, que no participa o en el mejor de los casos tarda en participar de la defensa.

¿Cómo puede un jugador de Elite dejarse encerrar la Dama y sufrir las consecuencias?

La falta de concentración es un factor psicológico con incidencia en el ajedrez y puede afectar a cualquier jugador en cualquier partida pero, puede no ser el caso y si hay una explicación técnica, confían en la gran movilidad de la Dama y en reubicarla a tiempo. Para los técnicos y entrenadores es una partida con valor didáctico, más allá del deportivo, que por el nivel de los jugadores es significativo. Se muestra el juego en los dos flancos, los peligros de ganar material alejando la Dama y el ataque al punto h7 indefenso, todo esto con mucha claridad.

 Aronian, Levon (2793) - Carlsen, Magnus (2832) [D45]                                   5to Torneo Norway Chess, Stavanger 2017.

1.d4 d5 2.c4 c6 3.f3 f6 4.c3 e6 5.e3 a6

Las negras utilizan un planteo Chebanenko, dentro de la Defensa Eslava.

6.b3

Jugada que se anticipa al pretendido avance del peón b, sosteniendo c4.

6...b4 7.d2 bd7 8.d3 0–0 9.0–0 e7

Una opción muy practicada es el retorno del alfil a una posición natural. 9...d6.

10.c2!? N   

En esta posición hay muchas opciones, la más usual 10.c2 e5 (10...dxc4 11.bxc4 e5); y otras como 10.e1, 10.e2, 10.c1, 10.h3, 10.e2.

Ensayadas por Aronian, las siguientes:

a) 10.e1 En su momento resultó novedosa 10...a5 11.c2 dxc4 12.bxc4 e5 13.a3  d6 14.h4!? g6 15.f4 exd4 16.exd4 xa3 17.g3 h5 18.f2 df6 19.fe1    d8 20.xa3 g4 21.f3 xh4 22.h3 gf6 23.f1 g3 24.f5 d6 25.e2      xf5 26.xf5 gxf5 27.c5?! Este movimiento fue calificado de optimista (27.xa5  xa5 28.xa5 e8„) 27...d5 28.h6 xf3 29.axf3 fe8 30.g3 e6? 31. xf5+– g4 32.g5+ g6 33.f5 xg5 34.e7+ h8 35.xg5 g3 36.hxg4 h6 37.f6+ h7 38.e1 1–0 Aronian, L (2693) - Kornev, A (2565) , Varsovia 2005.

b)10.e5 xe5 11.dxe5 d7 12.f4 f6 13.c2 h6 14.a3 c5 (Incluimos el comentario del GM Fidel Corrales, por los puntos de contacto con nuestra partida principal: en caso de 14...xa3 15.xa3! xa3 16.b4! dxc4 (16...xb4 17.xd5! c5 18.b4!) 17.xc4 b6 18.b1! a4 19.b3 b5 20.c3 xb4 21.d5 b5 22.c7 e2 23. f2 h5 24.c5 d5 25.xa8+– F. Corrales ) 15.b4 a7 16.exf6 xf6 17.c5 b6 18.cxb6 xb6 19.a4 a7 20.ae1 e5 21.fxe5 xe5 22.c5 e7 23.h3 xc5?! (23...a5!?) 24.xc5 xc5 25.bxc5 e6 (25...e8!? buscando un final con alfiles opuestos. 26.c3 e4 27.d4 a5) 26.c3 ab8?! (26...e4!?) 27.b1! d7 28. xf8+ xf8 29.d4 b8 30.xb8+ xb8 31.f2 f7 32.e1 g6 33.d2 f5      34.f1 e6 35.c3 b1 36.b4 a2 37.d3 El principio de las dos debilidades en la práctica del final. 37...g5 38.g4 c4 39.f5+ e7 40.g7 f1 41.xh6      xh3 42.xg5+ e8 43.g6+ f8 44.f4 d7 45.d6+ g8 46.g5 1–0 Aronian, L (2737)- Navara, D (2646), Sochi 2008.

10...d8 11.a3 xa3

La alternativa es 11...d6.

Después  11... ♗ d6

12.xa3! xa3 13.c5

Las jugadas c2 y, los sucesivos sacrificios de peón y calidad, forman parte de un plan que se propone comprometer a la Dama negra y, parece asegurarle al blanco como mínimo el empate.

13...b6 14.b4!?

La primera alternativa a considerar es ir tras la Dama. 14.b1 b2 (14...a2 15. c1 bxc5 16.c3 a5 17.xd5 b5 18.c7 b7 19.xa8 xa8 20.a5 e8 21.dxc5 Es incuestionable la superioridad blanca.) 15.c3 a2 16.e1 e4 17.  xe4 dxe4 18.g5 f6 19.e2 xe2 20.xe2 h6 21.h3 bxc5 22.f4+–

14...e4

Un camino escrutable es 14...b2 15.cxb6 xb4 (15...b8 16.b1 e4 17.g5    xg5 18.c3 a2 19.b3±) 16.xd5 f8 (16...d6 17.xf6+ xf6 18.e4±)      17.b4 c5 18.xf6+ gxf6 19.dxc5 a5 con situación muy complicada.

Hay que rechazar 14... xb4 15. xd5 c4 16. e7+   f8 17.   b3 b5 18.   a4 b2 19. xc6±

15.xe4 dxe4 16.xe4 b8

Y ahora si funciona el típico ataque al punto h7 con el sacrificio de alfil.

Las alternativas negras eran a) 16...b7 17.b1 g6 18.c1±; b) 16...bxc5 17.xc6 (17.xh7+ falla 17... xh7 18.g5+ g8 19.h5 f6 20.xf7+ h8 21.c7 f8 22.d6 g8 ) 17...a7 18.bxc5 a5 las blancas tienen compensación por la calidad, pero hay una fuerte lucha por delante aún.

17.xh7+!

Después 17. ♗  xh7 

Este sacrificio, seguido de la penetración del caballo y la Dama, cobra fuerza cuando la Dama adversaria está muy alejada del centro gravitatorio de la lucha.

Lo encontramos en fecha tan lejana como 1905, Schlechter, C - Wolf , Ostende , o más reciente en Anand, V (2735)-Karpov,A (2775) Las Palmas 1996, ver partidas anexas.

17...   xh7 18. g5+

Se cumple con una condición indispensable, la penetración del caballo, que libera la diagonal d1-h5 para la penetración de la Dama. El éxito en estas posiciones también radica en dominar las casillas de escape, por ello muchos textos didácticos muestran ejemplos con un peón avanzado en e5, dominando los cuadros f6 y d6.

18…   g8

18...   g6 19. g4 (Hay posiciones en las que este ataque se desarrolla con las movidas h4 para brindar sostén al caballo y d3 para acceder al rey por la diagonal b1-h7) 19…f5 20. g3   f6 21. h4 e8 22.e4   e7 23.   f4+–

19.h5

Con el doble ataque a los puntos f7 y h7.

19…f6 20.xf7+ h8 21.c7 d7 22.f7+ h7 23.xd8 c8 24.xb6  d5 25.a7 xd8 26.e4

Hasta este momento la secuencia de jugadas, luego del sacrificio en h7 ha sido bastante forzada.

26...d3

Mejor 26...f6 27.g5 xb4 28.e5 xd4 29.exf6 gxf6 30.e3 d3 31.c7 f8  32.a5 e5 33.a4 con ligera ventaja blanca.

27.exd5 xd2 28.c7 g5 29.dxc6 c8 30.h3 d5 31.d1 e5?

Sostenía la posición 31...f8.  

32.d3

Después 32. ♖ d3

La torre se incorpora por la tercera fila.

32...exd4 33.e7 f5 34.g3 g6 35.h4+

1–0

Partidas anexas

Schechter, Carl - Wolf, Heinrich [D40]                                                        Ostende 1905.

1.d4 d5 2.f3 f6 3.e3 c5 4.c4 e6 5.d3 c6 6.0–0 a6 7.c3 dxc4 8.xc4 b5 9.d3 b7 10.a4 c4 11.axb5 axb5 12.xa8 xa8 13.b1 b8 14.e4 e7    15.g5 0–0 16.e5 desaloja al caballo de su natural posición defensiva, lo que crea el motivo del punto h7 indefenso y controla f6 y d6.

16...d5 17.xd5 exd5 18.xe7 xe7 19.xh7+ xh7 20.g5+ g6 21. g4 f5 22.exf6 gxf6 23.e6+ f7 24.g7+ xe6 25.e1+ f5 26.h7+ g5 27.xe7 g8 28.e3 b4 29.g3+ xg3 30.xg8+ 1–0.

Anand, Viswanathan (2735) - Karpov, Anatoly (2775) [D21]                         Las Palmas, 1996.

1.f3 d5 2.d4 e6 3.c4 dxc4 4.e4 b5 5.a4 c6 6.axb5 cxb5 7.b3 b7 8.bxc4 xe4 9.cxb5 f6 10.e2 e7 11.0–0 0–0 12.c3 b7 13.e5 a6 14.f3 d5 15. xd5 exd5 16.b1 b6 17.e2!

Excelente maniobra de reubicación del alfil.

17...axb5 18.xb5 c7 19.f4 d6 20.d3 a6 21.xh7+ xh7 22.h5+ g8 23.b3

Otra maniobra que fortalece este tipo de ataque es la incorporación de una torre por la tercera fila.

23...xe5 24.h3 f6 25.dxe5 e7 26. h7+ f7 27.g3 e8 28.xg7 e6 29.exf6 c6 30.a1 d8 31.h4 b7 32.c1 a6 33.a1 b7 34.d1 a6 35.b1 xf6 36.g5 1-0

Todas las partidas están en este artículo.

W.G.M. Vivian Ramón Pita


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento