Besa a la dama

Vasili Ivanchuk. | Foto : D.R.
Tenía 17 años y era campeón juvenil de Europa en 1987. Ganó en 1988 el Open de Nueva York entre 63 ajedrecistas de 20 países, 38 de ellos Grandes Maestros, el entonces Maestro Internacional Vasili Ivanchuk.

Tenía 17 años y era campeón juvenil de Europa en 1987. Ganó en 1988 el Open de Nueva York entre 63 ajedrecistas de 20 países, 38 de ellos Grandes Maestros, el entonces Maestro Internacional Vasili Ivanchuk.

Pronto ascendió al firmamento del tablero escaqueado con fulminantes actuaciones y poco a poco se hizo acreedor de unos de esos títulos que no se ganan en torneos ni en academias, de esos que no llevan diplomas pero todos reconocen, el de la simpatía universal, como si lo tomara de manos de Miguel Najdorf.

La afición cubana lo sabe bien, porque lo ha visto tirado en el piso del lobby de un hotel jugando partidas rápidas con todo el que quiera hacerlo, fotografiándose con niños o bailando con saco y gorra en la clausura de un torneo.

Vasili Ivanchuk nació el 18 de marzo de 1969 en Ucrania. Aprendió con su padre a los 6 años, en 1975... Sus libros de cabecera fueron los de Botvinnik. A los 14 años fue subcampeón mundial de cadetes. En 1986, campeón juvenil URSS y en 1987 de Europa. Subcampeón mundial juvenil en 1987, detrás de Anand.

Recibió el pergamino de Gran Maestro en el año del centenario de Capablanca, 1988, el mismo en el que hizo su debut olímpico como sexto tablero soviético, mientras que en Novi Sad 1990 defendió el primero, ya que los dos K estaban en trajines mundialistas.

Se casó con la ajedrecista Alisa Galliámova en 1991 y acto seguido ganó Linares por segunda ocasión. Ha tenido otros matrimonios. El día que cumplió 26 años lo ganó por tercera vez, de forma espectacular.

He entrevistado tres veces a Ivanchuk, siempre para la televisión. Se sorprendió agradablemente cuando en una le hice referencia al juego de ajedrez que había creado, y me habló con mucha pasión de esa modalidad sobre el tablero.

--¿Cómo se le ocurrió crear otro ajedrez?

--Un día me dije “si Capablanca creó un ajedrez y Fischer creó otro ajedrez, ¿por qué Ivanchuk no puede crear el suyo?·.

--¿Y entonces…?

--Entonces me puse a pensar cómo crear una modalidad partiendo del ajedrez mismo y que no se pareciera a las varias que ya han ideado otros. Así llegué al juego que di por nombre Besa a la dama.

--¿Pretende que suplante al ajedrez, como quisieron hacer Capablanca y Fischer?

--Mi juego no pretende reemplazar al ajedrez. Es solo una variante recreativa, de entretenimiento.

--¿Puede explicarme el objetivo del juego?

--Besa a la dama es como un ajedrez “con dos reyes”, pero uno de ellos muy potente, porque se trata de la Reina. En este juego la Dama no puede ser capturada. Si se pierde la Dama, se pierde la partida.

--¿Las reglas principales?

--La posición inicial y los movimientos son los mismos que en el ajedrez, pero cuando un peón corona no puede convertirse en Dama. Como la Dama no puede ser capturada, cuando esa pieza es atacada es como si se le diera “jaque a la Dama”.

--¿Existen entonces dos jaque mate?

--Lo has comprendido muy bien. Se puede ganar por mate al Rey y por mate a la Dama.

--¿Alguna otra regla?

--Sí. Una muy importante. Si la Dama no tiene ninguna de las piezas propias en las casillas cercanas, se dice que está desvestida o lo que es igual, desnuda. Cuando esto sucede, una pieza rival puede aproximarse a ella, lo que es lo mismo que besarla ganando la partida. Incluso el Rey puede besar a la Dama.

--¿Cuándo y cómo dio a conocer el novedoso juego?

--A principios de 2009, en una web ajedrecística en idioma ruso.

TEMPERAMENTAL CHUKY

Cuando Chuky (así suelen llamarlo amigos y la prensa) comenzó a destacar, tanto Karpov como Kasparov se impresionaron con su juego, y ambos declararon, no con las mismas palabras, que tenía mucho talento pero no llegaría a campeón mundial, pues tendría como principal contendiente a sus propios nervios.

La profecía se cumplió en enero de 2002 cuando luego de dejar atrás a Anand, era el favorito absoluto para ser el campeón mundial número 16, pero deshizo los pronósticos al caer frente a Ruslan Ponomariov. Sin desmeritar al chico Ruslan, Ivanchuk fue derrotado por Chuky.

He sido testigo de tres momentos de tensión de Ivanchuk en los que “ha explotado”. Comenzando por el Mundial por equipos de Beer Sheva 2005. Parecía que iba a perder contra Lázaro Bruzón, pero de pronto la partida dio un giro total y  Chuky se levantó raudo, dio un puñetazo estremecedor en una tabla cercana ante el asombro general, e inmediatamente se sentó tranquilo, como si nada hubiera pasado.

En el Capablanca de 2007, al ganarle a Walter Arencibia en la penúltima ronda, salió disparado y ante los ojos de los curiosos que le siguieron, le dio vueltas al parqueo del hotel Tritón hasta sentirse calmado.

Fui invitado a Morelia, sede de la primera parte del entonces torneo Morelia-Linares en 2007. En el aeropuerto del DF los cubanos nos unimos con Alejandro Preve Castro, Manuel León Hoyos y Vasili Ivanchuk, para hacer el viaje por carretera hasta la sede.  Estos dos últimos se sentaron casi a mi lado, de modo que charlamos un poco durante el trayecto.

Ivanchuk no acudía como jugador, sino invitado a conferencias  y simultáneas.  Pero sucedió algo inesperado: unos delincuentes robaron la computadora de Radjabov antes de comenzar el evento y éste, luego de gran revuelo, declinó participar.

La noche previa a la inauguración íbamos a cenar en el hotel Alameda en la misma mesa Ivanchuk y yo, cuando apareció un miembro del Comité Organizador, llamó a mi acompañante y le propuso entrar al ruedo. Yo, por cortesía, me había incorporado. Chuky regresó corriendo, me abrazó y me levantó en peso. Quienes me conocen saben que mi peso corporal es alto.

Algo curioso es que el evento ganó en rating, pues el de Ivanchuk superaba al de Radjabov. Esa misma noche contrató a Manuel León Hoyos como su entrenador. Ofrecí la noticia y le hice una entrevista al chico mexicano para el diario POR ESTO! Al final hice un comentario: Funcionó el duelo Ivanchuk-León.

MÁXIMO GANADOR DE LOS CAPABLANCA

--¿Qué significa para usted José Raúl Capablanca?

--Capablanca es mi ídolo y también lo es para muchos otros grandes ajedrecistas, como Karpov.  Los campeones mundiales lo han elogiado mucho. Capablanca y Fischer son para mí los dos grandes genios del ajedrez, aunque hay otros. 

--¿Por qué juega en Cuba?

--Porque me gusta estar cerca del mar y por rendir homenaje a Capablanca, de quien he aprendido mucho.

Mis conversaciones y entrevistas con Ivanchuk siempre han sido en español, uno de los varios idiomas que domina. En 2019 se consagró como recordista ganador de los Memoriales Capablanca, al conquistar por octava vez en 10 intentos la edición 54, con sede en el hotel Habana Libre.

Vasili Ivanchuk es un admirador de las damas, de las que visten faldas en el mundo, la que se ubica al lado del rey en el tablero y a la que le dedicó con un beso su ajedrez. Pero además al juego de damas, en el que participa en torneos internacionales, a veces sacrificando alguno de los de alfiles y caballos, en el que ha sido campeón mundial en blitz y en rápidas.

Por Jesús G. Bayolo .

 


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento