AJEDREZONLINE

Alphazero, nuevo paradigma (I)

Una noticia conmocionó al mundo del ajedrez: un desconocido programa llamado Alphazero derrotó en un match a 100 partidas!

En el mes de Diciembre de 2017 una noticia conmocionó al mundo ajedrecístico: un desconocido programa llamado Alphazero derrotó en un match a 100 partidas a uno de los más fuertes y reconocidos programas de ajedrez, Stockfish 8. El marcador totalmente espectacular: 28 victorias y 72 tablas, sin derrotas. 

El nuevo programa fue desarrollado por un equipo de investigación especializado en Inteligencia Artificial, conocido como Deep Mind, con sede en Londres y perteneciente a la corporación Google. Algunos de los detalles revelados por el equipo investigador no son menos impactantes: a Alphazero solo se le enseñaron las reglas básicas del ajedrez; a partir de ahí el propio programa se autoentrenó, durante unas pocas horas, hasta llegar a obtener el nivel de juego que le permitió vencer a Stockfish. 

Múltiples polémicas se han suscitado en Internet acerca de detalles técnicos acerca del match, como por ejemplo, el hardware utilizado por cada uno de los programas contendientes, el tiempo de reflexión, el no uso de libro de aperturas por parte de Stockfish, etc. Pero sin dudas ha habido una superioridad muy significativa por parte de Alphazero.

El equipo de Google ha publicado el desarrollo de 10 de las partidas jugadas en el match. Y he aquí que este ha sido otro motivo para el asombro del mundo del ajedrez. En varias de las partidas se observa un juego inusualmente brillante e imaginativo, con ocurrencia de sorprendentes sacrificios de material, algunos de ellos a muy largo plazo, difíciles de comprender plenamente a primera vista incluso para ajedrecistas de alto nivel.

Las implicaciones de este hecho parecen ir más allá del ajedrez. Alphazero, como ha sido explicado por sus creadores, no es un programa hecho especialmente para jugar ajedrez, sino para auto-aprender a partir de un nivel básico de información. Algo que echa a volar la imaginación en relación a las potencialidades de tal algoritmo en múltiples campos de la actividad del ser humano. La siguiente partida es una muestra elocuente del juego brillante del nuevo ingenio informático.

 AlphaZero - Stockfish 8                                                                                 Match AlphaZero vs. Stockfish (1.5), 04.12.2017

1.d4 f6 2.c4 e6 3.f3 b6 4.g3 b7 5.g2 e7 6.0–0 0–0

Esta es una de las principales posiciones de la Defensa India de Dama.

7.d5

Un sacrificio de peón, jugado por primera vez en 1944 por el Gran Maestro argentino Carlos Guimard. Sin embargo no fue hasta 1980 que su uso en el ajedrez magistral se popularizó, gracias a que el GM soviético Lev Polugaevski lo utilizó en más de una ocasión en su match de Candidatos frente a Victor Kortchnoi.

La alternativa más frecuente es 7.c3.

7...exd5 8.h4

Después que Guimard utilizara esta jugada en la partida original de esta línea, se produjeron algunas partidas en que las blancas probaron 8.d4. Sin embargo tras múltiples ensayos se llegó a la conclusión de que 8.d4 crea menos problemas a las negras que 8.h4, por lo cual esta última jugada es la que se juega casi exclusivamente hoy en día. La movida del texto a la vez que despeja la diagonal g2–b7 clavando el peón de d5, apunta a colocar el caballo en la casilla f5.

8...c6

La única forma de defender el peón.

9.cxd5 xd5 10.f5 c7 11.e4

La compensación que tienen las blancas por el peón entregado se basa esencialmente en la mayor actividad de sus piezas. En particular el caballo de f5 ejerce una desagradable presión sobre el flanco de rey de las negras; a él pueden unirse eventualmente la dama y el alfil de dama, en busca de generar amenazas sobre el enroque de las negras.

11...f6

Esta no es la opción principal de las negras, según el estado actual de la teoría de aperturas. Lo más natural y usual es reaccionar en el centro del tablero con el avance 11...d5, buscando disputar el control del centro al bando blanco.

12.d6

El caballo se instala en una casilla sumamente fuerte, algunos maestros suelen llamar a este tipo de caballo, ¨un pulpo¨.

12...a6 13.e1 e8

Esta es la idea de las negras, eliminar al ¨pulpo¨ mediante el cambio.

14.e5! xd6 15.exf6!

Una jugada desprejuiciada y eminentemente anti-materialista. Las negras sacrifican un segundo peón a cambio de una compensación a primera vista ambigua.

15...xf6 16.c3

Después  de 16.♘c3

He aquí la posición que buscan las blancas tras la segunda entrega.

¿En qué se basa la compensación?

Son varios los detalles que pueden mencionarse: primero, las piezas blancas están más activas y al ser la posición bastante abierta la pareja de alfiles ejerce fuerte influencia; segundo, la coordinación de las piezas negras es muy deficiente en este momento y la torre y caballo del lado de la dama no participan en absoluto en la lucha (ese caballo no puede siquiera moverse por el momento). El caballo en d6 entorpece el avance del peón central ¨d¨. Claro está que si las negras tuvieran suficiente tiempo para desarrollar y mejorar la posición de sus piezas, la compensación podría perderse. Por ello las blancas están obligadas a jugar con suficiente energía para crear amenazas e intensificar su iniciativa.

16...b7

En 2011 en un torneo en Alemania, se había jugado una partida entre dos ajedrecistas poco conocidos en la cual se había llegado a la posición anterior ( Podzielny,K -Emunds,H.) , y las negras eligieron

16...c4 en vez de 16...b7. Resulta interesante que en este mismo match posteriormente Stockfish trató de mejorar su juego mediante esa misma jugada (16...c4). A pesar de ello salió derrotado una vez más.

17.e4 g6 18.h4 h6

La jugada más natural, al menos estratégicamente, sería 18...d5 . Tras 19.h5 f5 la posición seguiría siendo compleja, con compensación para las blancas.

19.h5 h7 20.g4!

Una fuerte movida de activación de la dama (se amenaza, además, f6+), que a primera vista parece fallida por el tenedor 20...f5. Sin embargo, tras 20...f5 21.h4 fxe4 22.xe4 h8 (22...g6 23.hxg6 g7 24.xh6 ganando) 23.g6! se produce una posición que bien merece un diagrama:

Después de  20.♕g4

La dama negra ha quedado totalmente enterrada y paralizada en h8; la falta de coordinación del ejército negro es total y las blancas podrán rematar la partida a placer, a pesar de la pieza de menos.

20...h8 21.g5!!

Después de  21.♗g5

Una jugada espectacular! Las blancas podían continuar desarrollando su iniciativa con otras jugadas, como por ejemplo 21.b3 o 21.b4, para desarrollar el alfil vía b2 ó a3 según el caso. Sin embargo encuentran la más fuerte jugada sobre el tablero, que incluye el sacrificio de este alfil. Como muestra somera de lo difícil que es encontrar y valorar correctamente esta jugada, diré que ninguno de los más reconocidos mótores de análisis para PC siquiera propone esta movida entre sus primeras 5 sugerencias, a pesar de permitírseles llegar a una profundidad de 25 medias-jugadas en su análisis. La brillante movida textual amenaza e7.

21...f5

Tenedor a dama y alfil de las blancas. Lo primero que es necesario comentar aquí es que la captura directa del alfil no disminuye la virulencia del ataque blanco:

21...hxg5 22.xg5 g8 (22...h6 23.xf7+! xf7 24.e8+ h7 25.e4++–) 23.h4! y la amenaza blanca de avanzar el peón h5–h6 mantiene el ataque con plena fuerza. Analicemos algunas posibles líneas: 23...d3 (23...f6 24.h6! fxg5 25.hxg7+ xg7 26.xg5+ h7 27.e4+ ganando) 24.h6 c5 (24...a6 25.e4! xe4 26.hxg7+ xg7 27.xe4 (se amenaza g4) 27...h8 28.e6+! fxe6 29.e7+! y las blancas dan jaque mate en breve.) 25.b4 e6 26.hxg7+ xg7 27.xe6+ fxe6 28.d4+ f6 29.xd3 con gran ventaja de las blancas, fundamentalmente por la inseguridad del rey negro y la falta de desarrollo del segundo jugador.

Por otro lado tratar de bloquear el camino al alfil blanco con 21...f6? pierde fácilmente tras 22.xf6! gxf6 23.xf6+! xf6 24.e8+ ganando.

22.f4

Conjurando la amenaza sobre el caballo con facilidad, pues ahora el peón de f5 está clavado.

22...c5

Nuevamente se hace necesario analizar qué sucede en caso de que el alfil sea capturado: 22...hxg5 23.xg5 xh5

(Si 23...h6 24.e8! f6 (24...xe8 25.f7+ ganando.; 24...g8 25.xf5! también ganando.) 25.ae1 g8 26.h6! gxh6 27.e4! g6 28.xf8+ xf8 29.h3! con un ataque ganador en que las 4 piezas blancas participan contra un rey a quien solo su dama defiende; mientras que a 23...g8 sigue 24.h6! gxh6 25.e6! con fuerte iniciativa.)

24.g4! g6 (24...xg4? 25.h2+ g8 26.h7#; 24...h6 25.e8! xe8 26.f7++–) 25.gxf5 con muy fuerte ataque de las blancas . Observe que 25...xf5? permite la sencilla 26.xf5! xf5 27.e8++–.

23.e7 d3

En caso de 23...e6 24.d6 e8 (24...fxe4 25.xf8 d3 26.e7 con clara ventaja de las blancas.) 25.d2! y se produce una situación en la cual a pesar de los dos peones de menos la posición blanca es completamente dominante. El caballo blanco amenaza la fuerte maniobra f3–e5.

24.d6 xe1 25.xe1 fxe4

Forzada, 25...e8 26.f6!+–; 25...f7 26.f6!+–

26.xe4 f5 27.h4!

Despeja la columna ¨e¨ para permitir la penetración de la torre. Si las blancas jugaran directamente 27.g4 las negras tendrían el recurso 27...d5!

27...c4 28.g4 d5 29.xd5 xd5 30.e8+ g8

Las negras tienen una pieza y un peón de más, pero están atadas de pies y manos.

31.g3

Una movida tranquila, pero con una amenaza poderosa: e5 seguido de e7 con ataque decisivo sobre el punto g7.

31...c5 32.d5

Después de  32.♕d5

Amenaza la torre de a8, ya las negras pierden material.

32...d6 33.xa8

Parece que la jugada más exacta en este posición era 33.xd6 . Tras 33...d7 (33...c6 34.xa8) 34.xa8 f6 35.f5 xf5 36.gxf5 no creo que este final haya de presentar grandes dificultades a las blancas para imponerse.

33...d7 34.e4

Ahora 34.xd6 no es comparativamente tan fuerte como en el caso anterior después de 34...f6.

34...f6 35.xh7+ xh7 36.e7 xg4 37.xa7 f6 38.xd6 e6 39.e5 d7

39...xh5? 40.a4 y el peón de b6 caerá.

40.c3

La impresión que ofrece este final es que debe ser técnicamente ganador. Sin embargo la próxima desaparición de otro peón en el flanco de rey y la presencia de alfiles que corren por casillas de diferente color hacen que sea necesario trabajar mucho aún.

40...g6 41.d2

Es difícil entender por qué las blancas no capturaron 41.hxg6+.

41...gxh5 42.a3 g6 43.f4 f5 44.c7 h4 45.a8

45.b7 tratando de ganar el peón ¨b¨ de inmediato no logra su objetivo por 45...d5 . Ahora comienza una larga fase de maniobras.

45...h5 46.h8 g6 47.d8 f7 48.f3 f5 49.h2 h3 50.h8 g6 51.e8 f7 52.e1 e6 53.c7 b5 54.h2 f6 55.e3 e7 56.e4 f7 57.d6 f6 58.g3 f7 59.f2 f5 60.e1 g6 61.g1 c4 62.h2 h4 63.e7 b6 64.xh4 a4 65.e2 c5 66.e5 b3 67.d5 e6 68.d6 f5 69.e1 e5 70.b6 d7 71.g3 c1 72.h6 d5 73.c3 f5 74.h5 e6 75.f2 d3+ 76.g1 f4 77.h6+ e7 78.h2 d5 79.g3 e6 80.h5 e8 81.e5 f7 82.d2 e7 83.b4 d5 84.c3 e7 85.d2 f6 86.f4!

Después de  86.f4

Y finalmente las blancas han logrado crear una muy original posición de zugzwang. Cualquier jugada que hagan las negras conduce a pérdida de material. Los peones no pueden mover porque serían capturados. Si el alfil mueve se pierde ya sea el peón de h3 o el caballo. Si el rey mueve a f7 o e7, el avance f4–f5 decide la partida. Y finalmente, si el caballo mueve se pierde el peón ¨b¨ ( incluso si se juega 86...c7 ya que sigue 87c5). Aunque el resto de la partida es simple, Stockfish prolonga innecesariamente la resistencia por muchas jugadas más.

86...e7 87.xb5 f5+ 88.h2 e7 89.a5 h4 90.b4+ f7 91.h5 f3+ 92.g3 g6 93.h8 d4 94.c3 f5+ 95.xh3 d7 96.h2 f7 97.b8 e6 98.g1 c6 99.b6 d5 100.f2 d7 101.e1 e4 102.d2 d5 103.f6 d6 104.h6 f5 105.h8 e4 106.h7 c8 107.c7 a6 108.c6 b5 109.c5 d7 110.xc4+ d5 111.c7 d6 112.c3 e6 113.c5 d4 114.e3 f5 115.f2 d6 116.c3 e4 117.d3

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

M.I. José Luis Vilela.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento