¿Una novedad?  antecedentes y semejanzas

Río de Janeiro, Brasil | Foto : https://pixabay.com
Las blancas juegan directo sobre el flanco Dama ante el triángulo eslavo... para luego bloquear la reacción e5...no encontramos antecedentes sobre este proyecto ( Festival Marcel Duchamp, Río de Janeiro, Brasil 2017) .

La formación d4 - f4, para ubicar un Caballo en e5, preferida del legendario ajedrecista norteamericano Harry Nelson Pillsbury en esquemas del doble peón Dama, o bien d5 - f5 de las negras protegiendo a esta pieza en e4,- por ejemplo defensa Holandesa, Stonewall o Muro de Piedra -, es común en la Apertura y luego en acciones del Medio Juego, pero la misma idea para controlar el avance e5 y oprimir un tanto las piezas del oponente, es menos frecuente. Así en esta partida las blancas juegan directo sobre el flanco Dama ante el triángulo eslavo c6–d5–e6, para luego bloquear la reacción e5, y lo cierto es que no encontramos antecedentes sobre este proyecto. Es además de interés que previo a la construcción del esquema citado, exista la posibilidad de arribar a una posición de la defensa Francesa contra 1.e4 con colores invertidos; son las cosas del ajedrez, he aquí el suceso.      

Festival Marcel Duchamp, Río de Janeiro, Brasil 2017.                                Blancas: Gerardo Lebredo  (2164)                                                                      Negras: Francisco Ríos  (2137)                                                                            [D31] Apertura: Gambito Dama Rehusado, defensa Eslava.

1.d4

Como adelantamos, se puede llegar a una posición de la defensa Francesa -con colores invertidos-, similar al juego que mostramos en el comentario a la jugada 7 de las negras, una curiosidad; veamos este desarrollo:

1.e4 e6 2.d4 d5 3.d2 e7 4.c3 c5 5.dxc5 xc5 6.d3 c6 7.gf3ge7            8.0–0 0–0

sólo que en este caso las blancas - que serían las negras en nuestra partida principal - tienen una jugada a su favor, con relación a nuestro comentario, ya que directamente su peón ¨e¨ llegó a e4, precisamente en la primera jugada. Veamos algunas secuencias de esta posición:  

A) 9.exd5 exd5 10.b3 d6 (10...b6 11.e1 h6 12.e3 g4 13.xb6 xb6 14.e2 a5 15.a4 xf3 16.xf3 fd8 ½–½ (37) Stanojoski,Z (2483)-Drasko,M (2527) Belgrade 2009) 11.e1 a6 12.e3 g6 13.xg6 hxg6 14.c5² ½–½ (40) Emms,J (2484)-Van de Griendt,J (2327) Hinkley ENG 2012;

B) 9.e2 g6 10.b3 d6 11.bd4 xd4 12.xd4 dxe4 13.xe4 f5 14.c2 e5 15.c4+ h8 16.e6 xe6 17.xe6 e4= 0–1 (42) Langer,M (2300)-Holt,C (2342) Stillwater USA 2009;

C) 9.b4 d6 10.b5 e5 11.xe5 xe5 12.b2 g6 13.f3 f6 14.e5 xe5 15.xe5 xe5 16.xh7+ xh7 17.h5+ g8 18.xe5 f6= 0–1 (60) Lampert,J (2442)-Kasimdzhanov,R (2706) Baden-Baden GER 2015

1...d5 2.c4 c6 3.e3 f6 4.c3 e6 5.d3

Después de 5.♗d3

¿Por qué primero esta jugada?

5...bd7 6.ge2!?

Es ésta una primera respuesta a la pregunta anterior, el Caballo se desarrolla a este cuadro, lo que es inusual pues lo habitual es 6.f3; pero la idea de esta partida ya se había desarrollado de esta manera clásica: 6.a3 una jugada astuta que no es mala y permite el siguiente plan de juego d6 (de interés es 6...dxc4 7.xc4 b5 8.d3 a6 9.b4 a5 10.b1 axb4 11.axb4 d6= 12.d2 0–0 13.ge2 e5 14.0–0 e7 con aproximado equilibrio: ½–½ (25) Lebredo Zaragoitia,G (2262)-Rasmussen,K (2428) Havana CUB 2010) 7.c5 c7 8.f4 controlando e5 8...0–0 9.f3

ahora esta pieza podrá optar por el cuadro e5 9...b6 10.b4 a5 11.b2 a6? 1–0 (27) Ivekovic,A (2004)-Batory,L (1584) Bol CRO 2013 (11...bxc5! 12.bxc5 a6=) y ahora con 12.xa6 xa6 13.b5!² las blancas tomaban ventaja.

6...d6

Otra alternativa sería 6...e7 con la idea de evitar lo que sucede más adelante, veamos un desarrollo lógico del primer jugador 7.0–0 0–0 8.b3 e5 9.cxd5 xd5 10.xd5 cxd5 11.dxe5 xe5 12.d4 f6 ½–½ (29) Niederer,W-Golemovic,T Nyiregyhaza 2006 (12...d6!?) 13.b2² y las blancas estarían un poquito mejor.

7.0–0 0–0

Para evitar lo que sucede a continuación 7...dxc4 8.xc4 e5

es una alternativa, compare esta posición con la de nuestro comentario de la primera jugada, ahora las negras aún no han enrocado y las blancas juegan incluso, resulta que para arribar a este esquema el peón ¨e¨ negro movió dos veces, e6 y luego e5, recuerde además que los colores están invertidos. Veamos un ejemplo no significativo 9.g3 (¿se puede aprovechar este tiempo para que resulte de alguna trascendencia en la lucha que se avecina?, no tenemos ejemplos pero 9.c2!? parece interesante) 9...0–0 10.ce4 (10.b3!) 10...xe4 11.xe4 c7 12.b3 (12.h5!?) 12...exd4 13.xd4?? (necesario era 13.a3! e8 14.d6 xd6 15.xd6 dxe3 16.h5 creando al menos algunas amenazas, aunque las negras poseen recursos defensivos ) 13...e5–+ 0–1 (41) Suarez,P (1536)-Suarez,M (1875) Santa Cruz 2015; 7...b6 sería otra posibilidad para evitar lo que sigue.

8.c5!?

Preparar más el plan que sigue en la partida no resulta 8.f4?! b6 (8...c5!=) 9.cxd5?! (9.g3 b7 10.b3=) 9...exd5 10.g3 e8 11.d2 b7 12.c1 f8 13.f3 c5³ y las negras están muy bien: ½–½ (19) Zorman,V (2335)-Doric,N (2320) Bled 1996.

8...c7 9.f4!

Después de 9.f4

Controlando la reacción e5, complementa una idea novedosa con Cge2.

9...b6

Actuando reactivamente; 9...a5!? para controlar b4 y luego reaccionar con b6 parece apropiado, podría seguir 10.c2 (o bien 10.d2 b6 11.cxb6 xb6 12.c1) 10...b6 11.cxb6 xb6 12.d2 en ambos casos se trata de posiciones donde no existen ejemplos, hay un equilibrio aproximado y mucha lucha por delante.

10.b4 a5 11.b5!

Después de 11.b5

Más interesante que 11.cxb6 xb6 12.b5 b7=

11...bxc5

11...cxb5 12.c6 b8 13.xb5 d6 (13...a6 14.a4) 14.d2 y de momento las negras estarían apretadas en el flanco Dama aunque tienen defensa.

12.bxc6 b8 13.b5 c4?!

Interesante era no cerrar así el juego, sino jugar 13...d6!? 14.dxc5 xc5 15.d4 c7= con mejores posibilidades que en la partida.

14.c2!

Después de 14.♕c2

Prepara e4, entonces, de cambiar las negras para impedir e5, podría quedar débil c4.

14...a6 15.a4 d6?

15...e8 16.e4± con clara ventaja, pero 15...e8!? sacrificando la calidad era polémico 16.a3 xc6 17.xf8 xf8° y las negras tienen un buen control del tablero en esta posición, aquí 18.g4!? parece interesante creando rápidamente amenazas ya que h7 quedó indefenso de momento.

16.e4!²

Se ve la eficiencia de la Dama en c2 que apoya este movimiento y trabaja indirectamente sobre c4, las blancas tienen una ventaja definida.

16...b4?

El cambio 16...dxe4 era necesario aunque las blancas mantienen ventaja 17.xe4 xe4 18.xe4 a7 19.e3 c7 20.ac1²

17.e5±

Después de 17.e5

17...e8

También peor para las negras era: 17...g4 18.f5 b6 19.fxe6 (19.h1!?) 19...fxe6 20.xf8+ xf8 21.xd5 exd5 22.f5 xc6 (22...h6? 23.xh6 gxh6 24.e6+ h8 25.e8+–) 23.e6+ h8 24.xc6± con superioridad.

18.f5± e7?

Preferible era 18...exf5 19.xf5 c8 20.h5± aunque las blancas conservan ventaja.

19.f4 c7 20.a3

Después de 20.♗a3

Una jugada lógica cambiando a un defensor, pero más fuerte era: 20.f6!+– gxf6 21.h5+– f5 22.h6 g5 23.xg5 xg5 24.f6+ h8 25.f3+– con posición ganadora.

20...f6??

Las negras se desconciertan por completo 20...xa3 21.xa3 exf5 22.xf5± era lo indicado, pese a que las posibilidades de éxito en la defensa eran muy dudosas.

21.xe7 xe7 22.fxe6 d8 23.exf6+–

Abandonan las negras en una fea posición de embotellamiento para sus piezas.

23...gxf6 24.f5+– no ofrece esperanzas.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

MI Gerardo Lebredo Zarragoitia.                                                                                  


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento