AJEDREZONLINE

¿Un personaje de García Márquez que existió en el ajedrez?

Gabriel García Márquez debe haber sacado ese nombre del fabuloso sombrero mágico de su imaginación, pero a mí me recordaba a alguien en la historia del ajedrez…

Releyendo los subrayados que había hecho en mi ejemplar de El amor en los tiempos del cólera, me detuve en el nombre de Jeremiah de Saint-Amour, el adversario de ajedrez más compasivo del doctor Juvenal Urbino.

Gabriel García Márquez debe haber sacado ese nombre del fabuloso sombrero mágico de su imaginación, pero a mí me recordaba a alguien en la historia del ajedrez…

¡Saint-Amant!, ese es el apellido que se me asemejaba, cuando leía el del refugiado antillano Jeremiah de Saint-Amour, quien jugaba todas las tardes de la semana y por lo menos con tres adversarios distintos… en los tiempos del cólera.

Charles Fournie de Saint-Amant

Charles Fournie de Saint-Amant nació en Francia, en 1800, y murió en 1872. Fue uno de los ajedrecistas más fuertes en la primera mitad del siglo XIX.

Cuando todavía no se efectuaban torneos internacionales (el primero de la época contemporánea fue en Londres 1851) se consigna como el primer match por correspondencia el que sostuvieron en 1834 un equipo francés de ajedrez con el de Westminster Club de Londres, que fue ganado por los parisienses, capitaneados precisamente por Saint Amant.

En 1836 Saint-Amant viajó a Inglaterra, donde derrotó a George Walter y en 1843 ganó un match y perdió otro nada menos que frente a Howard Staunton, quien ha trascendido como el diseñador de las más célebres piezas de ajedrez, pero que además fue el más fuerte ajedrecista entre 1843 y 1851, año a partir del cual nadie discute la supremacía del gran Anderssen… hasta la aparición de Paul Charles Morphy.

Howard Staunton vs Saint-Amant

Se dice que estos encuentros personales de Saint-Amant con ajedrecistas ingleses fomentaron la idea de dar vida al primer torneo internacional, en el que –¡paradójicamente!- Saint-Amant fue uno de los grandes ausentes, junto con Petroff, Von der Lasa, Jaenish y Schumoff.

Staunton tiene variados y sobrados méritos para ocupar un sitio en la historia ajedrecística. Considerado por algunos como campeón mundial (no existía entonces tal título), disputó entre 1840 y 1853 diversos matches y sólo fue superado en dos, el ya mencionado con Saint Amant y otro con Von der Lasa. Pero hay un mérito de Staunton que debía pertenecerle a Saint Amant, y entonces el compatriota de Philidor fuera más conocido en nuestros días.

  Staunton

Y es que hoy aceptamos la Defensa Staunton en el Contragambito Benoni y el Gambito Staunton contra la Defensa holandesa (1-d4, c5 2-e4…) En cambio, hay más razón para llamarle a este último Gambito Saint Amant, porque fue el ajedrecista galo quien lo jugó por primera vez ¡contra el propio Staunton!, en 1843.

Saint-Amant vs Howard Staunton

¿Tendrá Saint Amour su origen de ficción en Saint Amant? Eso sólo García Márquez lo sabe. Nosotros –usted y yo- sabemos que estos hombres de apellidos similares fueron excelentes ajedrecistas de otros tiempos, uno cuando el amor fue superior al cólera en apasionante novela, el otro cuando el ajedrez estaba a punto de universalizarse con torneos para desatar la pasión y -¿por qué no?- el amor de los hombres por el más noble de los juegos.

Por Jesús G. Bayolo


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento