AJEDREZONLINE

Vachier-Lagrave: sueño de una noche de verano.

Vachier-Lagrave | Foto  https://commons.
El torneo  Copa Sinquefield 2017, contó con los mejores del ajedrez actual...

El torneo Copa Sinquefield 2017, celebrado en Saint Louis en Agosto, contó entre sus participantes a la flor y nata del ajedrez mundial actual, incluido el campeón mundial Magnus Carlsen y a excepción únicamente del ruso Vladimir Kramnik. Llegó el torneo al astronómico ELO promedio de 2788. En la compañía de tan excelsa concurrencia la gran sensación ha sido sin dudas el triunfo inobjetable, en solitario e invicto, del francés Maxime Vachier-Lagrave. Cuando solo faltaba una ronda por jugar la situación se presentaba compleja ya que 3 Maestros compartían la cima (Vachier-Lagrave, Anand y Aronian), mientras Carlsen y Karjakin acechaban medio punto por detrás. Y así las cosas llegó esa ronda final y decisiva, en la cual los principales enfrentamientos eran Vachier-Lagrave vs Nepomniachtchi, So vs. Anand y Carlsen vs Aronian. Jugar la partida que muestro a los lectores a continuación, modelo estratégico digno de los mejores libros de texto, es el sueño de todo ajedrecista enfrentado a una situación de última ronda decisiva de gran tensión, como la que se produjo en este evento.

 5ta Copa Sinquefield , Saint Louis USA, 2017                                            Blancas- Vachier Lagrave,M (2791)-Negras - Nepomniachtchi,I (2742)   [B92]                                               

1.e4 c5 2.f3 d6 3.d4 cxd4 4.xd4 f6 5.c3 a6 6.e2

Una de las líneas más tranquilas para enfrentar la variante Najdorf.

6...e5 7.f3

Y esta retirada del caballo es considerada aún menos incisiva, entre otras cosas porque el peón ¨f¨ no puede ser avanzado. De este modo Vachier-Lagrave da a entender la filosofía conque asumirá la última partida. No aspira a obtener ventaja en la apertura, solo quiere una lucha estratégica a largo plazo, alejado de las principales líneas teóricas.

7.b3 es la línea principal.

7...e7 8.g5

Desarrollo de piezas sencillo y armónico, comienzo de la lucha por el control del punto débil d5.

8...bd7 9.a4

Movida restrictiva, que impide la expansión de las negras en el ala de dama con b7–b5.

9...0–0 10.d2

Después  10.♘d2

Esta sencilla y tranquila movida posicional es desconocida en el ajedrez magistral. En las principales bases de datos computarizadas solo he encontrado una partida en que fue jugada, entre dos ajedrecistas finlandeses poco conocidos en 1999. Su sentido es eminentemente posicional, el caballo es redirigido a casillas más adecuadas desde las cuales pueda contribuir a la estrategia blanca de dominar las casillas blancas y en particular el punto d5 (el caballo se dirige a c4 y de allí eventualmente a e3, o a b6 si las negras lo permiten) . Sin embargo, permite a las negras la opción de desprenderse de su debilidad de d6 mediante una típica estratagema táctica.

10...c5

Nepomniachtchi rechaza la posibilidad de realizar la típica movida liberadora d6–d5 de este tipo de posición siciliana. Tras 10...d5 11.exd5 xd5! (esta es la estratagema táctica a la que nos referíamos) 12.xe7 (12.xd5 xg5 es menos conveniente para las blancas) 12...xe7 las negras se han deshecho del peón de d6 y de la debilidad de las casilla d5. Permitiéndolo Vachier-Lagrave muestra que no pretende superar a su adversario en la apertura, sino que se contenta con obtener una posición de lucha en que el peso de la confrontación se traslade al medio juego. Las blancas continuarían 13.c4 y la posición resultante sería bastante rica en posibilidades para ambos bandos, con estructuras de peones asimétricas.

11.xf6

Consecuente con su intención de dominio de la casilla d5.

11...xf6 12.c4

Con ganancia de tiempo ya que se ataca el peón de d6.

12...e7

Merece atención 12...e6.

13.a5!

Fija el flanco de dama de las negras, asegurando una base de operaciones para el caballo en b6, que le servirá de trampolín para su objetivo estratégico final de dominar la casilla d5.

13...b8 14.b6 d7 15.cd5

Nuevamente la movida más cristalina desde el punto de vista estratégico. Las blancas aceptan simplificaciones con tal de poder intentar buscar el cambio de alfiles de casillas blancas. Otra alternativa habría sido 15.bd5 a lo cual habría seguido 15...f6.

15...xb6 16.xb6 e6 17.c4!

Si las blancas lograran hacer desaparecer los alfiles de casillas blancas, tendrán una posición de ensueño con un caballo poderoso en d5 contra un alfil muy malo de casillas negras. Pero para ello necesitan que sean las negras quienes cambien los alfiles, ya que si las blancas cambian alfiles en e6, entonces el peón negro en e6 impediría el dominio de la casilla d5 por el caballo.

17...c7

Tentando a su adversario a capturar en e6.

18.d3!

Las blancas mantienen su intención estratégica.

18...d8

Las negras tampoco pierden la paciencia, y se preparan a atacar el caballo de b6 con la movida c5.

19.c3! c6

Ya no funcionaba 19...c5 por 20.b4; Sin embargo preferible parece 19...e7 (con la idea de xb6). Tras 20.d5 xd5 21.xd5 las blancas están mejor porque su alfil es más fuerte que el alfil de las negras, pero la ventaja sería menor que la obtenida en la partida.

20.d5! e8

20...xd5 21.xd5 sería la consecución inmediata del objetivo blanco.

21.xe6 xe6?

Llegado este punto de la partida era preferible jugar 21...xb6 ( 21...fxe6? falla por 22. xd6 con clara ventaja ) para llegar a una posición con alfiles de distinto color tras 22.c4 (también es factible 22.d5; observe que no es posible para las blancas ganar un peón con la intermedia 22.xf7+? debido a 22...xf7 23.axb6 xf2+ ). Y ahora las negras podrían ubicar su alfil en una posición activa con22...c5 ya que esto no puede ser aprovechado para ganar el peón ¨d¨, pues 23.b4 a7 24.xd6? conduce al encierro de la dama blanca tras 24...d8 25.c7 d7–+ . Tras 22...c5 23.0–0 e7 aunque las blancas están mejor, las posibilidades defensivas de las negras son superiores a las que logran en la partida.

22.d5

Después  22.♘d5

Y finalmente el caballo llega a su destino. Como suelo explicar al hablar del tema de caballo fuerte contral alfil malo, el caballo fuerte no gana la partida por sí mismo, sino que es la coordinación de su fuerte influencia con la acción de las demás piezas propias, lo que suele conducir al reforzamiento de la presión, y finalmente a la victoria.

La posición que ha surgido en el tablero es idónea para la búsqueda de la victoria por parte del conductor de las blancas, en primer lugar porque la ventaja posicional es muy significativa y estable. Y en segundo lugar (y no menos importante), porque es virtualmente imposible perder con una posición tan dominante y desprovista de complicaciones tácticas. O sea que las blancas juegan, como suele decirse, solo para dos resultados (victoria o en el peor de los casos tablas).

22...f5

Las negras buscan al menos algún contrajuego a través de la eventual apertura de la columna ¨f¨.

23.0–0 c8 24.fd1 fxe4 25.xe4 f5 26.e2

Vachier-Lagrave decide conservar las damas en el tablero. El final tras 26.xf5 xf5 también habría sido favorable a las blancas, pero en alguna medida la presión se aliviaría. Manteniendo las damas sobre el tablero se preserva la pieza más poderosa, que en determinado momento puede resultar importante para la creación de amenazas. Otro argumento que puede aducirse en favor de la decisión de no cambiar damas es la gran fuerza que suele tener la combinación de dama y caballo en numerosas posiciones, hecho que fue resaltado por José Raúl Capablanca muchos años atrás. Esto se hace notar hacia el final de la presente partida.

26...h8 27.c4

Se afianza la posición del caballo en d5.

27...h4

Intenta crear algún tipo de debilidad en el enroque blanco, pero éste es sólido como una roca.

28.g3 g5 29.a3!

A la vez que protege el punto f3, activa la torre (y la alista para cualquier eventual doblado de torres).

29...ce8 30.h4 d8 31.b4

Gana espacio a la vez que solidifica la posición del peón en a5.

31...g6 32.h5 f5 33.e3 e6 34.ad3 e7 35.d5

Amenaza c7, y también xe7 podría ser amenaza en dependencia de la respuesta de las negras.

35...d8 36.f3!

Después 36.♖f3

La simplificación de un par de torres ayuda a la realización de la ventaja posicional.

36...xf3 37.xf3 g8 38.g2

Mejorando pacientemente al máximo la situación de sus piezas antes de emprender acciones activas.

38...e4

Las negras deciden intentar alguna actividad, pues si continuaran defendiendo pasivamente estarían condenadas a largo plazo.

39.e2 e5 40.e3

Después 40.♘e3

Changez les gardes!, como decía Nimzowitsch. Las blancas reagrupan sus piezas, dirigiendo la torre a d5 y el caballo a f5.

40...g5 41.d5 f6 42.f5

Magnífica maniobra de reagrupamiento que pone fuerte presión sobre el peón de d6.

42...e6 43.c5!

La estocada mortal! Las blancas no se empecinan en atacar la debilidad de d6, y convierten su ventaja posicional en un ataque sobre el inseguro rey negro.

43...dxc5 44.c4!

La dama se incorpora al ataque.

44...f7

44...cxb4? conduce a un final abrupto 45.c8+ f7 46.d7++–

45.xc5

La amenaza mortal es c8+.

45...h6

Para dar escape al rey hacia h7.

46.c8+ h7 47.g4

Después 47.g4

Solidificando la posición del caballo en el punto fuerte f5.

47...e7

De nada servía intentar crear confusión táctica mediante 47...e3 pues las blancas lo capturan tranquilamente con su caballo 48.xe3 y no es posible siquiera cambiar 48...xe3 por 49.c2+! g6 50.c7 e7 51.hxg6+ ganando.

48.d4!

Se amenaza ahora d8 con ataque decisivo.

48.xe7? permitiría a las negras entablar por jaque perpetuo: 48...f3+ 49.f1 d1+ 50.g2 xg4+=.

48...e6

48...d7 49.xe4 es también ganador para las blancas. Por ejemplo: 49...d5 50.xd5 xd5 51.c7 b5 52.xg7+ h8 53.g6 h7 54.b6 xb6 55.axb6 d2 56.d6 xb4 57.xb7 a5 58.xa5! xa5 59.b7 c7 60.f3 g7 61.e4 f6 62.f4 y las blancas se imponen en el final.

49.d5!

Una tranquila jugada que pone a las negras en una situación bastante cercana al zugzwang. Entre las amenazas blancas están la directa 50.b8 y la menos evidente 50.b5 cuya idea es que como respuesta a 50...axb5 las blancas tienen la fuerte 51. a6!, y no sería posible capturar 51...bxa6 por 52.a8 con ataque decisivo en la 8va horizontal (h8++).

49...g6

Desesperación por salir de un cerco que ya es imposible romper.

50.hxg6+ xg6

50...xg6 51.c7++–

51.f8

Se ganaba de múltiples formas, Vachier Lagrave elige una bien sencilla.

51...xf8 52.xe6+ h7

Después 52.♕xe6+ ♔h7

Las negras se rinden. Los peones de e4 y b7 caen como frutas maduras.

1–0     

Las partidas se encuentran en este artículo.

M.I. José L. Vilela.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento