AJEDREZONLINE

La sobreestimación de la iniciativa

Boris Gulko | Foto D.R.
Una posición de iniciativa puede transformarse en una posición de ataque.

La iniciativa, marcar el ritmo de la partida creando problemas al rival, o como dice Boris Gulko: Imponer su voluntad sobre la voluntad del adversario, es un factor desequilibrante en la lucha ajedrecística ya que una posición de iniciativa puede transformarse en una posición de ataque. En la actualidad la lucha por la iniciativa comienza en fase temprana de la partida y los jugadores no escatiman en sacrificar material para conseguirla.

Al sacrificar material en pos de la iniciativa es importante hacer una valoración objetiva, que considere su duración e intensidad. Las situaciones que pueden ocurrir son:

 a) Uno de los bandos asume la iniciativa, la desarrolla e intensifica, se transforma en posición de ataque y esto le lleva al triunfo.

 b) Uno de los bandos asume la iniciativa el otro va solucionando problemas puntuales, la neutraliza, produce la impresión de que la iniciativa se seca, las oportunidades como mínimo se igualan.

c) Se produce una lucha tensa por la iniciativa y esta va cambiando de mano.

Otra previsión a considerar es la devolución del material en la forma y el momento oportuno por el bando que lucha por neutralizar la iniciativa. En la siguiente partida un jugador de primer nivel falla al valorar la duración e intensidad de la iniciativa que va a proporcionarle el sacrificio de calidad y paga cara su especulación.

Nepomniachtchi, Ian (2751) - Hou, Yifan (2652) [D35]                                  Moscú Grand Prix 2017

1. c4 e6 2.c3 d5 3.d4 f6 4.cxd5 xd5 5.e4 xc3 6.bxc3 c5

La posición es clasificada dentro de las Semi Tarrasch, permite que las blancas establezcan un fuerte centro móvil de peones y con ello aventajen al negro en el espacio central. El segundo jugador confía en la solidez de su planteo y, en importunar con este ataque lateral de peón y sus piezas al centro blanco, algunas maniobras en esta lucha tienen puntos de contacto con la Defensa Grunfeld. Recomiendo estudiar las partidas en las que V. Kramnik se defendió con este sistema, prestando más atención a las oportunidades que al resultado, porque citemos su derrota contra Nakamura, absolutamente inmerecida.

7.b1 

Después 7.♖b1

Una forma interesante de oponerse a la intención del negro de cambiar peones centrales y dar jaque de alfil en b4 es 7.a3. Por ejemplo, la partida Nakamura-Kramnik antes citada: 7.a3 g6 8.f3 g7 9.h4 c6 10.e3 a5 11.d2 cxd4 12.cxd4 xd2+ 13.xd2 0–0 14.b5 d7 15.hd1 fd8 16.e1 b4 17.xd7  c2+ 18.d2 xa1 19.a4 b5 20.xb5 b3+ 21.e2  ac8 22.d5 exd5 23.exd5 c5 24.c1 e4 25.xc8 xc8 26.c6 b8 27.xa7 b2+ 28.f1 a2 29.a4 a1+ 30. e2 c3+ 31.d3 xa4 32.xa4 a3+ 33.e2 xa4 34.b6 f8 35.g3 e8 36.e3 a5 37.d6 d5 38.f4 f6 39.d2 d7 40.e4 e6 41.d2 h6 42.d7 f7 43.c5 f8 44.a5 e7 45.b6 d6 46.a5 d5 47.b6 h5      48.f3 f5 49.g2 d2 50.a5 d5 51.b6 f4 52.f3 fxg3 53.fxg3 d6 54.a5 d4 55.b6 d1 56.a5 d5 57.b6 d1 58.a5 g5 59.hxg5 g6 60.b6    xg5 61.e6 d3+ 62.e4 d6 63.xg5 xd7 64.f3 e7+ 65.e5+ f6    66.d8 1–0, Nakamura, H (2786)-Kramnik,V (2793), Londres 2013.

7...e7 8.b5+ d7 9.xd7+       

9.f3 [9.e2 !?] cxd4 10.cxd4 xb5 11.xb5 b6 12.0–0 0–0 13.d5 d7 14.b3 exd5 15.exd5 f6 16.d3 e8 17.f4 g4 18.b5 d7 19.d6 f5 20.h3 h5  21.c1 ac8 22.c6 f8 23.c7 e7 24.d6 xb5 25.xb5 d7 26.xh5 e6 27.e5 xe5 28.xe5 f8 29.h5 g8 30.h4 d8 31.cc4 e6 32.c6 d8 33.cc4 e6 34.g3 xc7 35.c6 b8 36.dxc7 c8 37.hc4 f8 38.h4 e7      39.e4+ f8 40.ec4 e7 41.c2 d5 42.g2 d7 43.g4 a5 44.h5 a4 45.xb6 d4 46.g3 xc7 47.xc7+ xc7 48.b5 d3+ 49.f3 d6 50.g5 a3 51. xg7 e7 52.h6 1–0 Sjugirov,S (2653)-Alavi,S (2453) Bakú 2016;  

9...xd7

Aceptando el reto, ambos jugadores prevén que tomar el peón b7 implica un sacrificio de calidad en e7, que condena al monarca negro a permanecer en el centro, al menos temporalmente

10.xb7 cxd4 11.cxd4 b6  

Amenazando b4 jaque.

12.d2

12.d2 c8 13.xe7+ xe7 14.b4+ e8

12...c8

La opción 12...f6!? permite al blanco conservar la calidad pero tiene matices dinámicos. 13.c2 c8 14.d1 c4 15.xa7 xd4 16.e2 c4 17.d2 (17.a3 b8 18.a6 e5 19.b2 xb2 20. xb2 xb2 21.xb6 e5 favorece al negro) 17...d4 y el negro tiene la iniciativa.

13.xe7+ xe7

Después 13...♔xe7

14.f3

El blanco precisa movilizar todas sus fuerzas.

14.a3+ e8 15.b4 d7 16.f3 f6 17.0–0 f7 Y la iniciativa blanca se seca.

14...f6 15.0–0 f7 16.e5 f5 17.g4

17.g5+ g8 18.a3 d7 19.c5 h6 20.h3 g5 El blanco no puede demostrar compensación por el material.

17...d8?!

17...f8 seguido de g8 resulta más fuerte.

18.g5

18. gxf5! exf5 19.d3 g8 20.g5 d5 (20...d7!?) 21.h4 g6 22.c1 e6 23. b3 (23.g2 xe5 24.b3 xd4 25.e3 e8 26.xd5 xd5 27 .xd5+ xd5     28.c5 b4 29.a3 d3 30.c7 a5 31.c3=) 23...e8 24.f3=

18...g8 19.h5

19.gxf5 exf5 20.h4 f8 21.a3 f7 22.c1 e6 23.d6 f4 Y las negras tienen todo bajo control.

19...f8 20.a3 c6

Después 20...♕c6

Devolver material en el momento oportuno es uno de los métodos para hacer que el flujo de la iniciativa cambie de dirección.

21.g5?

Desesperación, probablemente surgida luego de calcular la captura en f8.

21.xf8 xf8 22.h4 f4 23.g5 f3 24.g4 d5 25.xf3 f4 26.h5 (26.g2 c3 27.e1 xd4 28.h1 f5 No hay dudas de la superioridad negra.) 26...c3 27. g2 g6 28.h3 e2 29.b1 f8 30.g4 f4+ 31.h1 c2 el blanco tiene muchos problemas que resolver.

21...h6 22.c1 d7 23.xf8 xf8 24.h3 xd4

Después 24...♕xd4

El material esta restablecido, pero las piezas negras disfrutan de mejor ubicación y coordinación. La posición negra es ganadora.

25.gxf5 xe5 26.g6 f6 27.g4 xf5 28.g3 d4 29.e1 f6 30.g2  d5

El blanco afronta varios problemas: desventaja de un peón, pieza fuera de juego (el caballo) e inseguridad de su Rey.

31.h1 d3 32.g1 f3

Anulando con la clavada la amenaza de mate en g7.

33.b1 f5 34.g1 f7 35.e1 f6

35...c7!?

36.g1 f3 37.b1 h5 38.g1 f7 39.e1 f5 40.g3 c7 41.g1 f4 42.d1 h7 43.f3 c2 44.a3 e5 45.e1 g6 46.h3 d3

Igualmente válida es 46...c3.

47.f1 c3 48.g4 xg4 49.hxg4 xa3 50.f3 a4 51.g5 h5 52.g2 g4+ 53.h2 a5 54.a1 a4 55.a2 e4 56.d4 xg5 57.xa4 xf2 58.a7 g4+ 59.h3 e5 60.c6 d5

0–1

Todas las partidas están en este artículo.

W.G.M. Vivian Ramón Pita


Publicado el , Actualización el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento