La contraruptura (II)

Kozul,Zdenko | Foto : D.R.
El artículo anterior sobre el tema de la contraruptura se muestra a los lectores la partida Sadler-Brestian, en la cual se produce una contraruptura. Hoy retomo el tema para analizar otra contraruptura, esta vez en el flanco de rey.

En un primer artículo sobre el tema de la contraruptura mostré a los lectores la partida Sadler-Brestian, en la cual se produce una contraruptura en el flanco de dama típica de algunos sistemas Indios. Hoy retomo el tema para analizar otra contraruptura, esta vez en el flanco de rey, y que resulta típica en algunas variantes de la Defensa India del Rey, Defensa Indo-Benoni Cerrada y Defensa Pirc.

Todo jugador de India del Rey conoce que tras el cierre del centro las negras suelen reaccionar en el flanco de rey con la ruptura f7–f5. Pues bien, la partida que les traigo nos muestra un ejemplo de reacción inmediata en el mismo flanco por parte de las blancas, con f2–f4.

Los adversarios, reconocidos Grandes Maestros de Croacia, se enfrascan en una batalla feroz en la que estrategia y táctica se entrelazan para mantener un delicado equilibrio dinámico, que queda roto en el momento en que las negras no logran encontrar el camino correcto.

Kozul,Zdenko (2545) - Cvitan,Ognjen (2505) [E98]                                              Osijek Osijek (11), 1992

1.d4 f6 2.f3 g6 3.c4 g7 4.c3 0–0 5.e4 d6 6.e2

Ha quedado planteada una de las principales posiciones de la Defensa India del Rey, denominada por algunos como Variante Clásica, que se caracteriza por el natural desarrollo de las blancas con f3 y e2.

6...e5 7.0–0 c6

La variante más usual, que pone presión sobre el centro de las blancas.

8.d5

Tras este avance natural en busca de mayor espacio, tenemos lo que suele denominarse como  Variante Yugoslava.

8...e7 9.e1

Las blancas redirigen su caballo hacia una posición más activa en d3, y de paso desbloquean su peón ¨f¨.

9...e8

Las negras preparan la ruptura típica de la India del Rey con f7–f5.

10.d3 f5

Se produce la ruptura inicial. Las blancas tienen ahora 3 opciones: cambiar, mantener la tensión .... o realizar una contraruptura.

11.f4

Después de 11.f4

He aquí la contraruptura de marras. No es, por supuesto, la única alternativa para las blancas. Mucho se ha jugado en la práctica magistral tanto el cambio 11.e4xf5, como mantener la tensión con diferentes movidas, entre las cuales está el apoyo al centro de peones blancos con 11.f3 (tal vez la jugada más natural, aunque la más frecuente en la práctica magistral ha sido 11.d2).

11...exf4 12.xf4

También se puede recapturar con alfil. En ese caso las negras tendrían la opción de ganar el peón de e4 a cambio de deshacerse del importante alfil de casillas negras. Por lo interesante de esa posibilidad estratégicamente compleja, les propongo ver un ejemplo sobre esa disgresión: 

12.xf4 xc3 (Es revelador notar que en el año 1961, cuando Mikhail Tal enfrentó a Tigran Petrosian en el Torneo Jubileo de Bled 1961, en una época en que todavía la teoría de esta variante estaba en pañales, el Genio de Riga rechazó intuitivamente la posibilidad de ganar el peón y jugó en cambio 12...fxe4 13.xe4 f5.)  13.bxc3 fxe4

14.b4 f5 15.d2 f6 16.c2 e7 (Es también de interés intentar fortalecer la ubicación del caballo de f5 mediante la profiláctica 16...h5!?) 17.g4 h4?! (El caballo se embarca en una dudosa aventura. Era preferible jugar más modestamente 17...g7 a lo cual podría seguir 18.e3 con una posición complicada en la cual las negras tienen un peón de más, pero las blancas lo compensan con dominio de mayor espacio y una superior actividad de sus piezas; en particular su alfil de casillas negras puede convertirse en un dolor de cabeza para las negras de abrirse más la posición.) 18.g5 f3+™ (Jugada única, por supuesto.) 19.xf3 exf3 20.ae1! (Las blancas movilizan la última pieza inactiva.) 20...d7! 21.h3 xg4! (Las negras están a la altura de la batalla táctica que se está desarrollando.) 22.e7! (Si 22.hxg4 xg4+ y las negras tendrían, en el peor de los casos, las tablas garantizadas por jaque perpetuo.) 22...f2+! (Unica defensa. En caso de  22...f5 23.d4 atacando a la dama es ganador.) 23.h1! h2! (La batalla de golpes tácticos continúa) 24.d4 (Amenaza mate en g7; 24.xh2? xh3#; 24.xd7? xf1 25.d4 xd7µ con posición ganadora para las negras, gracias al decisivo peón de f2.) 24...xe7 25.xe7 xf1 26.xf8 g3+! 27.h2™ f1+! (27...f1?? 28.g7#) 28.g2™ xh3+! (Unica nuevamente.) 29.xh3 xf8 30.xa7 h5 31.c5 f3+ 32.g2 h2 33.e3!™ xe3 34.xf2+– g4+ 35.f1 e7 36.xb7 dxc5 37.a4 con posición ganadora para las blancas que se impusieron pocas jugadas después, Gavrilov,A (2425)-Galkin,A (2375), San Petersburgo 1994.

12...f6 13.exf5 xf5 14.g4

Una jugada que gana espacio en el flanco de rey y limita la acción de las piezas menores negras; como contraparte debilita la seguridad del enroque blanco. 

14...e7

14...h4 es una jugada a primera vista más agresiva, que sin embargo se ha jugado mucho menos. El propio Zdenko Kozul condujo las piezas blancas en unos de ellos: 15.e6 xe6 16.dxe6 e8? (16...h6 parece ser necesaria) 17.d5 c6 18.xf8+ xf8 19.f1! (con la amenaza f7+) 19...f5 20.gxf5 cxd5 21.fxg6 (la posición blanca ya es ganadora) 21...g7 22.f7+ h8 23.e7 b6+ 24.h1 hxg6 25.xg6 c6 26.f3 f6 27.h6 1–0 , Kozul,Z (2580)-Grosar,K (2225), Pula 1996.

15.b5

Después de 15.♘b5

Una jugada posicionalmente muy ambiciosa. Se pretende colocar este caballo en d4 para posteriormente invadir con uno de los caballos la casilla e6. De lograrlo sin contratiempos la posición negra colapsaría. Por ello para las negras es imprescindible hacer algo al respecto.

15...c6!

Cvitan se muestra a la altura de las circunstancias, emprendiendo un contrajuego activo basado en detalles tácticos.

16.dxc6

16.d4 b6! 17.e3 xg4! con ventaja negra.

16...bxc6! 17.xd6 xg4!

El quid de la idea negra. Se recupera el peón y se llega a una posición compleja en que ambos adversarios tienen sus triunfos.

18.c5

Apuntalando el fuerte caballo blanco en la casilla d6.

18.xg4 xg4 19.e6 (19.xg4 xd6 es satisfactorio para las negras.) 19...xf1+ 20.xf1 d7 21.xg4 xd6 con contrajuego negro basado fundamentalmente en la posición azarosa del rey blanco.

18...d7 19.e1

En caso de 19.xg4 las negras pueden recapturar con Dama o con Caballo.

19...ed5! 20.xd5 cxd5 21.g5 xe2 22.xe2 c6

Ataca el peón de c5 y defiende d5. Las negras disponían de otra opción 22...g4+ 23.g2 e6 lo cual parece satisfactorio para el segundo jugador, que estaría intentando continuar con e4.

23.c1 g4?

Finalmente, después del esfuerzo defensivo realizado, las negras sucumben a la presión, incurriendo en una pérdida de tiempo fatal. Era imprescindible no permitir que las blancas consolidaran el avance de su mayoría en el flanco de dama. Para ello había dos opciones,  23...ab8 seguido de h7–h6.; o 23...h6 directamente, por ejemplo 24.e3 (24.d2 e4) 24...a5

24.e7!

La torre penetra en séptima horizontal con ganancia de tiempo, ya que la dama blanca queda atacando el caballo de g4. 

24...f6

Marcha atrás reconociendo el error cometido.

En caso de que las negras defendieran su caballo con 24...h5 la debilidad creada en g6 sería mortal tras 25.d3. Por ejemplo 25... 25...e5 26.xg7+! xg7 27.d4 con posición ganadora.

25.b4

Y ahora las blancas tranquilamente refuerzan la posición de su peón pasado de c5, a la vez con la amenaza inmediata de ganar la dama mediante b4–b5. 

25...a6

Unica para no perder material.

26.e2  

Después de 26.♕e2  

Se amenaza tanto la evidente e6+ seguida de f7+, como la más solapada xg7+. Las negras tienen ya que entregar material si quieren prolongar la resistencia.

26...e4 27.xe4 dxe4 28.xe4 a4

Cvitan, enfrentado a la triste opción de jugar un final descorazonador con peón de menos y mayoría blanca de 3 contra uno en el flanco de dama, decide mantener las damas sobre el tablero. Pero ahora Kozul remata con toda energía.

29.xg7+!  

Después de 29.♖xg7

Decisivo.

29...xg7 30.b7+! h8

30...g8 31.h6+–.

31.h6 g8 32.d2!

Las negras se rinden ante la inminencia del jaque mortal del alfil en c3.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

M.I. José L. Vilela.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento