AJEDREZONLINE

Calma y tempestad

Jorge Cori |Foto D.R.
Perder un tiempo en la apertura es en apariencia algo no deseado e involuntario, esto más parece que podría suceder por desconocimiento o error que de propósito, pero los misterios del ajedrez van más allá de una lógica simple...

Perder un tiempo en la apertura es en apariencia algo no deseado e involuntario, esto más parece que podría suceder por desconocimiento o error que de propósito, pero los misterios del ajedrez van más allá de una lógica simple, así se juegan variantes donde se regala una jugada al oponente sin que esto defina una evaluación negativa. Dentro de esta paradoja transcurren los inicios de la siguiente partida, donde pese al presente dado, el ganador se planta firme con todas sus piezas hasta que surge una oportunidad, con buen olfato táctico más justificación estratégica se lanza tras ella y la calma reinante sobre el tablero se convierte de pronto en tempestad.

 SPICE Cup Open 2017, Saint Louis USA, 23.10.2017                                 Blancas: Jorge Cori (2657)-Negras: Sergei Azarov,S (2556)[D40]                       Apertura: Peón Dama – Gambito de la Dama Aceptado.

1.c4 e6 2.c3 d5 3.e3

Las blancas optan por una tranquila continuación donde c1 queda dentro de su cadena de peones. 3.d4 entraría de lleno en posiciones del Gambito de la Dama Rehusado.

3...f6

La primera partida que encontramos en la Megabase con esta posición fue Taubenhaus,J-Tarrasch,S Hamburg 1885 y el afamado conductor de las negras respondió con su jugada preferida -defensa Tarrasch- 3...c5 4.f3? (necesario era 4.d4 o bien; 4.cxd5 exd5 5.d4 siempre luchando por el centro) 4...d4 5.e2 c6³ y tempranamente las negras ganan espacio tomando ventaja.

4.f3 e7

Tal vez la sutileza del Gran Maestro peruano Jorge Cori estaba dirigida a una posible estructura de triángulo de las negras que proviene de la defensa Eslava 4...c6 5.b3 d6 6.b2 donde no haber jugado d4 brinda al juego otra tónica y a b2 un camino en la diagonal a1–h8, así oficialmente estaríamos en una línea de la apertura Inglesa con la que comenzó este juego, veamos algunas jugadas de recientes partidas: 6...0–0 7.c2

A) 7...bd7

después 7...♘bd

A1) Se ha llevado a la práctica una idea tipo gambito 8.g4! ? veamos ejemplos: 8...xg4 9.g1

A1a) 9...f5 10.h3 ge5 (10...de5!) 11.g5 f6 12.f4 g6 13.0–0–0 e7 14.b1 d7 15.d3 fc8µ y las negras están bien: 1–0 (25) Kosten,A (2540)-Nguyen Van,S (2145), Cap d'Agde FRA 2003.

A1b) 9...de5 10.xe5 xe5 11.e2 (11.0–0–0 f3 12.g2 g6µ) 11...h4 12.0–0–0 f5 13.f4 g4?! (13...g6!) 14.xg4 fxg4 15.e2 f7 16.g2 e7 17.c5! c7 18.e5 b6 19.dg1 h5 ½–½ (21) Stojanovski,S (2174)-Jacobsen,M (1886), Borup DEN 2014 20.h3!± xh3 21.g6 d7 22.g5 d8 23.f6± con ventaja.

A2) 8.g1!? las blancas renuncian al enroque corto y preparan el avance amplio del g.

A2a) con 8...e5!? las negras construyen el centro ideal, veamos ejemplos: 9.cxd5 cxd5 10.b5 (proceder típico en estas posiciones, pero se podía dejar pendiente y continuar el plan 10.g4!?) 10...b8 ahora las alternativas son:

A2a1)11.c1!? a6 12.a3 e8 (sí ahora 12...axb5? 13.xf8 xf8 14.xc8±) 13.c7 xc7 14.xc7 xc7 15.xc7 d4!= y puede que a las negras les alcance para igualar.

A2a2) 11. a3 e8 12.c1 e4 13.fd4 xh2?! (era bueno 13...e5! para sí 14.c7? d3+! 15.xd3 exd3 ahora la  tiene la obligación defender a c7 16.c5 e4 17.b5 xc7 18.xc7 a6 19.b6 h4–+ y las negras están ya acariciando la victoria) 14.h1 e5 15.c7 xc7 16.xc7 xc7 17.xc7 a6 18.f5² con opresiva ventaja de las blancas: 1–0 (48) Gagunashvili,M (2567)-Zozek,S (2289), Baghdad IRQ 2017.

A2b) en otro ejemplo veremos 8...dxc4 9.xc4 b5 10.d3 b7 (10...c5!? 11.e2 e5 para qué llevar el  a b7?...) 11.g4 c5 12.e2 d5 13.xd5 (13.g5!) 13...exd5? (13...cxd5! era más lógico) 14.h4 e6 15.d3 h6? (preferible 15...g6) 16.g5+– con gran ventaja: 1–0 (36) Jakubowski,K (2512)-Brzezinski,M (2164), Katowice POL 2018.

B) pero también se ha hecho una de esas jugadas que no se puede hacer en apariencia 7...e5!?, veamos una secuencia: 8.cxd5 cxd5 9.b5 y ahora no se puede salvar a d6 del cambio 9...c6 10.xd6 xd6 pero pese a esto está por demostrar que las blancas estén mejor 11.d4 de lo contrario las negras podría avanzar sobre este cuadro (11.b5 b4!), veamos ahora una diferencia entre dos opciones:

B1) 11...b4! por tanto las blancas tendrán que mover su 

B1a) si ahora 12.d2 e4! la sutileza que explica porque b4 es mejor, las negras disponen de esta fuerte jugada 13.d1 (13.dxe5?? c5 14.c1 a5–+ al arribar la  a esta diagonal e1–a5 las blancas están perdidas) 13...c7 14.d3 xd3+ 15.xd3 a5+µ y las negras mandan.

B1b) 12.d1 con dos opciones para las negras:

B1b1) 12...c7 13.dxe5! c2+ 14.e2 xa1 15.exf6 c2 16.d2? (mejor era 16.xd5! h6!= para custodiar g5 17.e5= con un frágil equilibrio de compensaciones) 16...f5 (16...gxf6!) 17.h4 g4+ 18.f3 fe8 19.f2 d7÷ con complicaciones donde las negras no están peor: 0–1 (30) Kavinda,A (2099)-Arjun,K (2406), Douglas ENG 2017.

B1b2) 12...e4 13.e5 e8= puede considerarse igualado y se ha jugado en varias partidas, veamos un desarrollo: 14.h3 f6 15.g4 d7 16.e2 g6 17.0–0 h5 18.h2 g7 19.a3 a5= y las negras están felices: ½–½ (65) Grigoryan,K (2571)-Hovhannisyan,R (2631), Yerevan ARM 2017.

B2) La segunda opción 11...e4 12.e5 b4 13.d2 al no existir e4 las blancas disponen de este mejor cuadro para su 13...e8 14.h3 (14.a3! a6 15.a4!² se perfila como lo mejor para las blancas por lo fuerte que es la diagonal a3–f8, se demuestra que el  de cuadros negros a pesar de todo sí vale!!!) 14...f6 15.g4 h5 16.h2 f5 17.c3 c6= con posibilidades equivalentes: 1–0 (37) Ivanchuk,V (2713)-Pijpers,A (2453), Batumi GEO 2018.

5.d4 0–0 6.d3

Mover ahora el  a este cuadro o a e2, es lo más inocente en la posición, porque con la siguiente jugada negra las blancas habrán perdido un tiempo, no obstante hay muchas partidas así. Precisamente defendiendo c4 se ha jugado 6.b3 he aquí un ejemplo: 6...c5 7.d3 dxc4 8.bxc4 ahora el  no vuelve a mover 8...cxd4 9.exd4 b6 10.0–0 b7 11.e3 (11.f4! seria más ambicioso) 11...c6 12.e2 c8 13.ad1 b4! 14.e5 (14.b1? xf3µ) 14...xd3 15.xd3 a6 (15...d7!³) 16.b5 xb5 17.cxb5 d5= y las negras están muy firmes: 1–0 (44) Spoelman,W (2578)-Holm,K (2436) chess.com Internet 2018 ; otro ejemplo diferente es: 6.a3 b6 7.cxd5 de nuevo se evade una recaptura en c4 luego de mover f1 7...exd5 8.e5 c5 9.b5 b7 10.0–0 a6 11.a4 b5 (11...c7!?) 12.c2 bd7 13.xd7 xd7 14.dxc5 xc5 15.e2 ac8 (15...a5!?) 16.b4 a7 17.b2² con una leve superioridad de las blancas: ½–½ (49) Shengelia,D (2557)-Dziuba,M (2584), República Checa 2018.

6...dxc4

Después de  6...dxc4

Este cambio es lo más común en esta posición, las negras pasarán a posiciones del Gambito de la Dama Aceptado: 1.d4 d5 2.c4 dxc4 3.f3 f6 4.e3 e6.5.xc4 pero ahora con un tiempo extra para ellas pues las blancas jugaron d3 y luego tomaron en d4, es decir, no lo hicieron desde f1.

7.xc4 c5

Otra reciente partida del joven Gran Maestro peruano continuó: 7...a6 8.0–0 c5 9.e2 (9.dxc5 nada ofrece a las blancas, un ejemplo puede ser la siguiente partida: 9...xd1 10.xd1 xc5 11.e5 bd7 12.d3 e7 13.f3 b5 14.b3 b7 15.e4 c5= con evidente equilibrio: ½–½ (42) Karpov,A (2682)-Flear,G (2457), Aix en Provence 2004 y en otras muchas partidas este cambio ha sido una fórmula apropiada para contendientes que desean empatar rápido) 9...b5 10.b3 b7 11.d1 bd7 12.e4 b4 13.d5!? originando interesantes complicaciones: 1–0 (39) Cori,J (2657)-Rambaldi,F (2574), Saint Louis USA 2017]

8.0–0 cxd4! 9.exd4 c6 10.e1 b6

Interesante fue el juego siguiente 10...b4 11.b3 b6 12.e5 b7 13.g5 fd5 14.d2 f6 15.e4 e7 16.h5 c6 17.g5 f6 18.h3 xe5 19.xe5 xd4 20.xe6!? (20.c3 g4=) 20...fxe6 21.c3 xf2+ la única ante la amenaza de tomar en f6 y luego en h7 con jaque mate (no era posible 21...g4??+– 22.xe6+) 22.xf2 (22.h1?? h5!–+ defiende y crea amenazas que las blancas no pueden parar) 22...e4+ 23.e1 xg5 24.d1 (24.xe6+ h8 25.f5 h6=) 24...xc3 25.xc3 a6 26.c4 ac8 27.b3 xc4= ½–½ y se acordó el empate: Arutinian,D (2538)-Fier,A (2583), Tsaghkadzor ARM 2017. Las negras tienen suficiente compensación.

11.a3

11.f4 no representó mucho para las blancas en el siguiente juego posterior a nuestra partida: 11...b7 12.a3 c8 13.a2 a6 14.c1 b5 15.h3 b6 16.d5 xd5 17.xd5 exd5 18.xd5 f6 19.xc6 xc6= con claro equilibrio: 0–1 (20) Kosyrev,N (1837)-Lugovskoy,M (2459), Taganrog RUS 2018.

11...b7 12.a2 c8=

Después de  12...♖c8

Se ha arribado a una posición de equilibrio donde ambos colores han desarrollado sus piezas coherentemente, una partida rápida posterior fue 12...d7 13.e3 ad8 14.e2 c8 15.ad1 a8 16.d5 (16.g5!?) 16...exd5 17.xd5 xd5 18.xd5 f6= sin ventaja para alguien: 0–1 (39) Halkias,S (2571)-Meier,G (2650), Riyadh KSA 2017

13.d3 h6

Se había jugado 13...d6 veamos ejemplos: 14.g5 fd8?! (14...h6!? 15.h4 cd8 16.ad1 h5 con defensa) 15.ad1± g6 (no es mejor 15...b8 16.d5! h6 17.h4 exd5 18.b1 f8 19.xf6 xf6 20.h7 g6 21.xd5 g7 ½–½ (33) Diamant,A (2465)-Priyadharshan,K (2402), Saint Louis USA 2013; y ahora 22.xg6!+– dejaba a las negras en graves problemas:) 16.d5! con gran ventaja de las blancas: 1–0 (28) Ernst,S (2527)-Van Wely,L (2632), Berlin GER 2015.

Meses después de la partida principal se han llevado a la práctica las siguientes jugadas defensivas: 13...e8 14.g5 d5 15.xd5 xg5 16.e4 h6 17.d5 exd5 18.h7+ f8 19.xe8+ xe8 20.e1 d8 21.f5 a8= y las negras se defienden: 0–1 (29) Kveinys,A (2511)-Risting,E (2304), Reykjavik ISL 2018; 13...c7 14.g5 h5 15.e3 d7 16.ad1 f6 17.g5 d5 18.h4² y las blancas están algo mejor: ½–½ (27) Stella,A (2506)-Valsecchi,A (2501), Cosenza ITA 2017.

14.e3 e8 15.ad1 f8 16.f4

La posición es de equilibrio y ambos adversarios maniobran.

16...e7

En busca del importante cuadro d5 frente al aislado peón blanco; hasta aquí la partida se ha desarrollado dentro de un juego de maniobras, mejorando piezas, ocupando cuadros, pero ahora todo cambia de repente...

17.xe6!?

Después de  17.♖xe6

Un sacrificio difícil de evaluar simplemente, se fundamenta estratégicamente en la debilidad de los cuadros blancos del adversario, pero lo interesante es que esta posición no es nueva, se había jugado ya 17.e5 una jugada lógica, ocupando el cuadro e5 abandonado por el  negro antes y amenazando xf7 ganando.

Este único pero interesante antecedente siguió 17...ed5 18.c1 (de interés era 18.g3!? si las blancas deciden entonces ganar un 18...xc3 19.bxc3 xa3 20.b1 ofrece suficiente compensación; ahora existe la amenazadora alternativa h4) 18...c7 (18...xc3!? 19.bxc3 c7 era de considerar) 19.b5

A) Aunque parezca que hay un único camino para la que se puede regresar 19...d8 y si ahora 20.xa7 a8 con dos alternativas por delante:

A1) 21.ac6 d6 22.xf7!? xc6 (22...xf7 23.e5+g8 24.g6±) 23.g6

A1a) 23...e7? 24.xh6+ h8 25.f7+ g8 (peor 25...xf7 26.xf7 e8 27.g5+–) 26.e5±

A1b) 23...e7 24.xh6+ h8 25.f7+ g8 26.h6+ h8 27.f7+ g8 28.h6+ con tablas.

A2) 21.b5 b4! 22.axb4 (22.b1? xa2 23.xa2 d5! 24.b1 xg2! 25.xg2 d5+ 26.f3 xb5³ con superioridad) 22...xa2 23.c3 a1= siempre con un extra doblado para las blancas, que no les facilita demostrar que están mejor.

B) 19...b8 20.g3² a6 21.c3 g6? (debilita mucho, preferible el regreso de la  21...c7! 22.xd5 xd5 23.b1 e4! 24.xh6 xb1 25.xb1 c2² con una actividad que no da a las blancas mucho margen de ventaja; 21...xc3!? 22.bxc3 c7² también es de interés

B1) Ahora un cambio oportuno acentuaba las dificultades de las negras, he aquí algunas variantes: 22.xd5! xd5 (22...xd5 23.h4±; 22...exd5 23.f4!±) 23.xd5 xd5 24.h4± h5 (24...g5 25.h5±) 25.d7+–

B2) Pero el juego siguió: 22.h3 h5 23.g5 g7 24.xf6 (24.b1!?) 24...xf6 25.d7 f4 (25...d6!= garantizaba la igualdad) 26.xd5 (26.g3!² mantenía cierta superioridad) 26...xd5? (necesario era la fea jugada 26...exd5!= 27.xf6+ xf6 28.d7 c6= y apenas las blancas poseen algo más) 27.e3± tomando ventaja 27...h4 (algo mejor 27...f5 28.xb6±) 28.xd5? (28.g3! g5 29.xb6+– y las negras están perdidas luego de la simplificación 29...b8 30.xg5 xg5 31.bxd5 exd5 32.xe8+ xe8 33.xd5+– ¨ hay que cambiar las piezas accesorias al verdadero desnivel de la luchaˮ, observó justamente Capablanca) 28...exd5 29.xe8+ xe8 30.xe8+ g7 31.xf6 xf6= con equilibrio: 0–1 (38) Bates,R (2385)-Harari,Z (2126), Paignton 2012.

17...xf3?

Elimina a un actor principal en el ataque, pero no es suficiente para defenderse, vamos primero a la reacción directa; perdia 17...fxe6? 18.xe6+ h8 19.e5+– y la amenaza f7+ ganará  así de simple; y aunque pueda parecer a primera vista que 17...xc3!!

Después de  17...♖xc3

no tiene nada que ver con lo anterior, era la mejor respuesta defensiva por la continuación: 18.bxc3 fxe6 19.xe6+ h8 20.e5 e4! ya que c3 no incomoda en esta cuadro 21.f7+ h7 22.h3 a8 y las negras se defienden, lo mejor ahora es repetir jugadas: 23.g5+ h8 (23...g6?? 24.f7++) 24.f7+ h7 25.g5+ h8 tablas.

18.xf6 xd1

Ahora puede ser lo mejor 18...d5!? que tiene la virtud de liberar e8, entonces 19.xf7! sería muy fuerte, veamos 19...xd1 20.xd1 necesario para defender la fila 1 20...xc3 (20...xc3 21.bxc3 h8 22.d2± con ventaja) 21.bxc3 xf7 22.h5+ g8 23.xd5+ h8 24.f1± y es evidente que están mejor las blancas; no ofrecía esperanzas 18...gxf6 19.xf3 f5 (ni tampoco 19...g6 20.h5 h7 21.xf7 xf4 22.f5+ g7 23.xe8 xe8 24.xf4+–) 20.g4+ g7 21.g6 d7 22.e4+–

19.xf7 h8

Vuelve a ser posible 19...d5!? 20.xd1± con variantes vistas anteriormente.

20.xd1+–

Después de  20.♕xd1

Ahora las blancas tienen dos peones por la calidad y posición dominante.

20...g6 21.e3 c7 22.g4

También eran muy fuertes 22.h5!; y hasta 22.g3!

22...xf7

22...e7 23.h5+– también con gran ventaja, el enroque negro está muy débil.

23.xf7

Abandonan las negras que están en manifiesta inferioridad material y posicional.

1–0

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

M.I. Gerardo Lebredo Zarragoitia.                                                                     


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento