Antiguo sistema,nueva partida y final complejo

Eljanov, Pavel | Foto : https://https://commons.
En la siguiente partida se produce una lucha encarnizada, con la tensión del contexto Olímpico.

Una de las armas más usuales para enfrentar al Dragón Siciliano, es el anillo o nudo de Maroczy, caracterizado por la ocupación con peones de los cuadros e4 y c4, para garantizar espacio central e intentar vigilar y dificultar los contragolpes centrales d5 y b5. Usualmente el negro tiene dos destinos para su alfil de cuadros blancos, e6 con intención de presionar c4 al tiempo que se controla d5, o la maniobra d7-c6 para presionar e4 al tiempo que igualmente se controla d5, ocurriendo con cierta regularidad el cambio del mencionado alfil por un caballo en d5.

Contra la maniobra d7-c6 y sólo después que se jugó d7, Smyslov, con ese sentido de utilidad de sus piezas, sentido del tiempo y la flexibilidad que imprimía a los sistemas que ideaba y practicaba, propuso 11.d3. En la siguiente partida se produce una lucha encarnizada, con la tensión del contexto Olímpico.

Eljanov, Pavel (2703) - Flores, Diego (2621) [B38]                                              43ra Olimpiada, 2018, Batumi GEO (4.2), 27.09.2018

1.f3 c5 2.c4 g6 3.e4 g7 4.d4 cxd4 5.xd4 c6 6.e3 f6 7.c3 0–0      8.e2 d6 9.0–0 xd4 10.xd4 d7 11.d3

Después de 11.♕d3

La jugada de Smyslov.

11...c6

La alternativa por excelencia es 11...a5 12.ad1 c6 13.h3 a4 14. e3 d7 15. xg7 xg7 16. d4+ f6 (16...f6=) 17.e5 dxe5 18. xe5 b6 (¹18...a5) 19. d5 c5 (19...xd5 20.xd5 fd8 21.b5 d4 22. xd4 xd4 23.xb7 a3²) 20.b4 axb3 21.axb3 ad8 (21...a2!?) 22. b4 d6 23. xd6 exd6 (23...xd6 24. xe7 xd1 25.xd1 xg2 26.xg2 e8 27.xg6 xe2 28.h4 b2 29.b5 e4 30.f5+ g6 31.d6±) 24. b6 fe8 25.fe1 f8 (25...d5!?²) 26.f3± e6 27.b5 e8 28. f2 d7 29. d5 (29. xd7+ xd7 30.d2 e7 31.ed1²) 29...c5 30.h4 (30. f4 f6 31.g3²) 30...e5 (30...f5=) 31.f4 e4 32.g3 g7 33. b6 d7 (33...f5; 33...f6) 34.xd6±  e6 35.xe6 xe6 36.d1 e8 37. f3 h5 38.d2 f5 39.e2 d8 40. d5 e6 41.e3 (El rey marca diferencia) 41...d6 42. d4 b3+ 43. c3 c5 44. b4, 1–0, Grachev, B (2650)-Tsydypov, Z (2468), Moscú 2017.

Menos usual 11...a6 12.f3 e8 13. e3 c6 14.fd1 f6 15.b4 d7 16.ac1 b6 17. d5 e8 18. g5 f8 19. h1 a5 20.a3 a7 (Una conocida maniobra extrapolada de otras posiciones como la Inglesa y que resulta de interés en este caso.) 21.f4 a8 22.b5 xd5 23.cxd5 c5 24.e3 g7 (¹24...f6) 25.f5± e5 26.h4 (26.f1±) 26...g7? (Una idea interesante resulta 26...h8 27.f3 g8) 27.g4 (27.c4!?) 27...f6 28.fxg6 hxg6 29.e1 h8= 30.g3 xg3 31. xg3 e8 32.b1 h6 Las oportunidades son recíprocas, pero el negro supo sacar mejor provecho y se impuso luego de 60 jugadas, 0–1, Gofshtein,L (2509)-Simacek,P (2479), Granada 2006.

12.b4

La idea de Smyslov era potenciar la ventaja de espacio en el centro y luego expandirse en las otras áreas, por ello 12.fe1 d7 (12...a5) 13. xg7 xg7 14.b4 b6 15.ac1 e8 (¹15...a5) 16. f1 f8 (16...a5; 16...g8) 17.a3 d7 18.ed1 (18.f4!?) 18...ed8 19. e3 e5 20.c5 bxc5 21.bxc5 e7 22. d5 xd5 23.exd5 dxc5 24.xc5² d6 25.a5 a6 26.c1 ad8 27.cc5 d7 28.c7 f6 29.a7 b8 30.b7 d7 31.a7 b8 32.b3 (para no aceptar las tablas en una posición que se muestra igualada.) 32...b6 33. c2 d6 34.c5 d7 (Era mejor 34...d7=) 35.c6 xd5?? (Descuido táctico; 35...xc6 36.dxc6 c5 37. c3²) 36.xd7! 1–0,  Smyslov, V-Pirc, V,  Belgrado 1956.

12...a6

12...b6 13.f4 e8 (13...c8 14.ad1 e6 [Establece un pequeño centro como patrón en la lucha central contando que la debilidad de d6 sea compensada por la de e4. ] 15. f2 c7 16. h4 fe8 17. f3 d7 18.e5 [¹18.c1] 18...xf3 19. xf3 xc4 20. e4 d5³ 21. d6 xb4 22. e1 a4³ [la relación material favorece al negro. ] 23.d3 c5 24.a3 d7 25.h4 f5 [25...e4! ] 26. h5 e4 27. xe8 xe8 28. e2 c8 [28...g5! el complemento del avance anterior  ..., f5. ] 29. hxg6 hxg6 30.g4 c4 31.gxf5 exf5 32. g2 c6 [32...g5! ] 33.h3 d4 34. b2 d5 35.d3 f8 36. b4 xb4 37. xb4 c3 38.f2 b5 39.g2 e4 40. d2 [40. xb5 c1+ 41. h2 xf4+ 42.dg3 h4+ 43.h3 f4+=] 40...g7, ½–½, Romanov, E (2628)-Shaposhnikov,E (2572), Yaroslavl RUS 2018. )

14.ad1 e5 15.fxe5 dxe5 16. e3 xd3 17. xd3 g4 18. d2 ed8 19. d5 xd5 20.cxd5 (Factores posicionales, como el par de alfiles y la existencia del pasado ¨d¨ desequilibran la lucha en favor del blanco, este es un tipo de medio juego sin damas que el bando negro no puede aceptar, mucho menos provocarlo.

De modo que estamos ante un error de concepción.) 20...h6 (Este es el argumento del negro: fuerza el cambio de alfiles de cuadros negros y provoca la lucha de alfil contra caballo, con peones centrales fijos en casillas blancas, pero...) 21. xh6 xh6 22.f6 g7 23.c6± (Penetrando por la ¨f¨, el blanco se adueña de la columna ¨c¨, factor decisivo en este tipo de final.) 23...f5 24.c7+ f6 (24...h8 25.e1±) 25.xh7 (25.dc1+–) 25...f7 26.exf5 e4 27.xe4 g5 28.h4 gxf5 29.b1 e5 30.f1+– e4 31.xe4 (31.hf4+–) 31...fxe4 32.e1 xd5 33.hxe4 c6 34.e5 d2 35.b5+ d6 36.5e2 d5 37.a4 g8 38.h3 g3 39.e3 xe3 40.xe3 d4 41.g4 xa4 42.g5 a6 43.g6 axb5 44.g3 a8 45.g7 g8 46.h4 e6 47.h5 f7 48.h6 b4 49.f2 b5 50.h7 1–0, Zakhartsov, V (2536)-Beletsky, A (2284), Tomsk 2013.

12...c8 13.a4 a5 (El antídoto para el avance masivo definido con a4.)14. b5 d7 15. e3 g4 16. xg4 xg4 17. d5 xd4 18. xd4 e6 19.ac1 c5 20.c3 e8 (20...xd5=) 21. f4?! xc4 22. xg6 (¹22.xc4 e5 23. d3 xc4 24. xc4 exf4=) 22...e5 (22...hxg6 23.xc4 c7 24.fc1 c8 25.xc5 dxc5µ) 23. xe5 dxe5 24.g3+ h8 25. xc5 xf1 26. c2 c4 27. xc4 d1+ 28. f1 d8 29.a3 (regresando para defender la primera fila.) 29...c2 30.a1 xe4 31.g3 d2 32.d1 a2 33. d3 xd3 34.xd3 xa4 35.d7 b6 36.b7 b4 37.xb6 a4 38.a6 xb5 39.xa4, ½–½, Polgar, J (2682)-Mamedov, R (2660), Khanty Mansiysk 2010.

13.e3 b8

13...b5 14.cxb5 axb5 15. xb5 e5 16. b6 d7 17. xc6 xc6 18.b5+–.

14.f4

14.b5 axb5 15.cxb5 d7 (15...e5!?) 16. a4 e6 17.a5 d7 (17...c8 18.a4!²) 18. xg7 xg7 19.b6!± Luego ganó el blanco en 35 movimientos, Lautier, J (2500)-Koch (2425), Lyon 1990; (19.f4!?); 14.a4±.

14...b5 15.e5 e8 16.c5 dxe5

Otra opción es 16...b7.

17xe5 b7

17...xe5 18.fxe5 g7 19. f3 f5 20. f4 b7 21.ad1 ad8

18.f3 xf3 19. xf3 xf3 20.gxf3?!

Las blancas arruinan innecesariamente su estructura de peones en el flanco de rey. Era mejor 20.xf3 f6 21. d4 d8 22.d1 e5 23.fxe5 fxe5=.

20...f6 21.d4 c7

Después de 21...♘c7

El final al que se ha arribado es muy interesante. La baza principal de las blancas es el peón pasado y protegido con que cuentan en c5. Del otro lado, los peones doblados y aislados en la columna ¨f¨ son una debilidad importante, fuente de preocupación a partir de ahora para las blancas. Otro factor importante en la presente posición es la columna abierta ¨d¨; pero por el momento no está claro si algún bando logrará controlarla para usarla en su beneficio.

22.a4

Las blancas juegan de la forma más enérgica posible.

22...fd8

Después de 22...♖fd8

23.axb5

Un interesante sacrificio de pieza, basado en los peones pasados avanzados que obtendrán las blancas a cambio. La alternativa era defender la pieza con 23.fd1 f7 las variables en el final están vinculadas a los posibles cambios de torres, en las columnas ¨a¨ o ¨d¨. A modo de ejemplo , muestro una posible línea: 24.axb5 axb5 25.xa8 xa8 26.f2 a3 27.e2 a2 y esto parece favorecer al negro, luego de ...h6.

23...xd4 24.b6 e6 25.fe1

25.c6 xb4 26.b7 b8 27.fb1 xb1+ 28.xb1 c7 29.d1 h6 30.d7 xf4 31.xe7 a5 con posibilidades equilibradas en el final.

25...f7 26.xe6!?

Después de 26.♖xe6!?

Las blancas se lanzan en una interesante combinación, en la cual momentáneamente quedan con torre de menos (pero recuperarán material en breve).

Una línea menos aguda era 26.c6 c4 27.b7 b8 28.xe6 xe6 29.xa6 xc6 30.xc6+ d7 31.c4 xb7 y aunque probablemente sea más fácil jugar esta posición con las piezas negras, las blancas también tienen sus triunfos.

26...xe6 27. b5

Doble amenaza de xd4 y c7+.

27...xb4

El caballo no puede ser capturado porque 27...axb5 28.xa8 conduce a las negras a la derrota, los dos peones pasados apoyados por la torre blanca son demasiado fuertes.

28.c7+d7 29.xa8

Después de 29.♘xa8

La combinación ha finalizado. Seguramente ambos adversarios habían calculado al menos hasta aquí. Lo que resulta mucho más difícil es evaluar correctamente esta situación. Materialmente no hay desbalance. El triunfo fundamental que exhiben las blancas son los dos peones pasados y unidos en el flanco de dama; además el peón negro en a6 está débil y no se ve que pueda ser defendido. A favor de las negras está el hecho de que su rey y su torre colaboran muy activamente en la defensa contra los peones pasados blancos (y su eventual captura); en una jugada más el alfil será activado y cooperará magníficamente con las demás piezas negras. Y mientras, las debilidades estructurales de las blancas permanecen presentes. Como detalle adicional vale mencionar que el caballo blanco en a8 está, por el momento, completamente inactivo. Al sopesar todos estos factores adecuadamente, la conclusión es que la posición favorece a las negras.

29...f5

¡El alfil vuelve a la vida!

30.xa6?

Después de 30.♖xa6?

30.d1+ era la mejor defensa: 30... c6 31. c7 d4+ 32. f1 xc5 33. xa6 xb6 34. xc5 xc5 35.d7 y con la torre blanca activa en dos direcciones, creando amenazas a los peones negros y cortando al rey negro en el flanco dama, el blanco presenta lucha en el final.

30...d4+ –+ 31. g2 xc5

Ahora se ve claro que los peones pasados no llegarán a ninguna parte.

32.a7+ d6 33.a2

33.a6 b2+ 34. h1 (34. g3 g1 35.b7+ d7 36. b6+ c7–+) 34...c6–+.

33...e3 34.c2 xf4

Tras la caída de este peón las negras obtienen una mayoría de cuatro peones contra dos en el flanco de rey. Mientras tanto, el peón blanco del flanco de dama es totalmente inofensivo. La posición negra es ganadora.

35.h4 e3 36.c8 b2+ 37. h1 xb6 

Las blancas abandonan     

0–1

Todas las partidas se encuentran en este artículo.

WGM Vivian Ramón Pita.


Publicado el

Responder a este artículo

Ir arriba ▲
Los socios que tienen un abono válido (despues de los 7 días gratis) pueden comentar los artículos ¡ Abónese !

Los comentarios (0)

  • No hay reacción por el momento